miércoles, 3 de abril de 2013

*Un nuevo año... ¿y dónde está la maldita felicidad?

El 2012 ya pasó... y con éste, toda una gama de eventos que, sean para el bien o mal del individuo, se vuelven "recuerdos" y nada más que eso. En la fatalidad de este simple hecho, queda la esperanza de poder crear nuevos y mejores "recuerdos" pero ¿qué motivación deberíamos recibir?
Las personas son difíciles de satisfacer, es por ello que en el mercado podremos encontrar toda una gran diversidad de objetos, productos, servicios y demás que nos permiten "cumplir" la solicitud innata del ser humano de alcanzar la "felicidad" que su propia alma pide. Por supuesto, hablando estrictamente de estas cosas materiales, ya sabremos de antemano que dicha felicidad por la satisfacción de algo tiene una duración precaria. Y no es que sea malo, sino que la naturaleza de las cosas nos obligan a conformarnos con ello y, lamentablemente, la costumbre y monotonía se encargan de reducir dicha sensación con el pasar de los días.
Entonces, querido lector, ¿qué podemos esperar de este nuevo año que nos asegure, la felicidad dure por mucho más tiempo, al punto que se genere un BUEN recuerdo?
[Pensamiento -kuroneko- ¿Ah? ¿Creían que solo estábamos lanzando ideas al azar? Todo guarda una conexión, damas y caballeros. ^n_n^]
Bien, para no hacer este tema algo eterno, daré algunas razones:


*Estar vivo. Muchos pasan por alto ese fascinante hecho, que no tiene precio ni se le aplica IGV [gracias a Dios], pero sí posee su propia fecha de caducidad, solo que el individuo la desconoce. Por consiguiente, seguir vivo y respirando es una razón válida para anhelar un nuevo año.

*Estar saludable. A pesar que no siempre podemos gozar de este hecho, toda enfermedad nos deja una lección que aprender sobre nosotros mismos: somos vulnerables. Por consiguiente, estar saludable y mantenerse como tal, es otra razón válida. Y, como la otra cara de la moneda, representa la meta a alcanzar y un impulso para dejar de estar enfermos. Pero siempre queda una lección luego de la sanación.
"La puesta de Sol de tu propia vida ¿ya llegó?" 
*Proyectos. ¿Tenemos metas o sueños que queramos alcanzar? Sentados no lograremos nada [a no ser que seas un Blogger], pero en general, los aires de cambio empiezan cuando la persona decide darle un buen uso al tiempo disponible en el DÍA. Ojo, siempre se puede avanzar algo nuestro por cada día que pase, no por semana ni por mes, POR DÍA. Solo faltan las ganas de hacerlo.

*Relaciones. A no ser que hayas decidido convertirte en un "Hikikomori" [...usen Google please], o un autista que encuentra placer en la soledad permanente, mira el año nuevo como la posibilidad de comenzar una nueva relación amical, de negocios, o amorosa [aunque no sea partidario de éste último], conocer personas abre oportunidades y universos múltiples que nos permiten aprender un poco más del significado de la palabra "vivir". Por supuesto, no siempre una relación nueva traerá felicidad, pero esto es como plantar semillas en un campo. A veces es fértil, a veces no. Pero siempre es bueno intentar.

Podría pasar horas mencionando razones y demás, pero no soy un Coach [por ahora no], así que solo puedo dar el alcance de las cosas que intento recordar a menudo. Deprimirse de vez en cuando, o estar en duda con todo, ayuda a construir el verdadero significado de la "felicidad" también. Así que, no debemos desperdiciar ninguna posibilidad. Mañana podría ser el último día... [¡Buajajajajaja!]

Nota Final: aunque este post se separe un poco del resto, guarda relación con varios temas de los libros. En ellos, el protagonista lidia con problemas que, a veces, escapan de sus propias manos. A veces se pueden rendir, pero siempre habrá algo que los impulse a salir adelante. Ese es uno de los mensajes ocultos en mis libros, y espero que en su debido tiempo lo recuerden. Peleemos por seguir viviendo... esa es la batalla que cada día debemos ganar.
----------------------------------------------------------------------------

Escrito por: Juan Carlos [The Agent]
Código: Inochi566-alias-

No hay comentarios:

Publicar un comentario