martes, 31 de diciembre de 2013

*EXTRACTOS ONÍRICOS -Parte 1: Pinocho-


...hay algo que logré extraer de los recuerdos del Agente escritor, mientras dormía. Sucede que, cuando él tenía 5 años aproximadamente, solía dormir en una cuna al lado de la cama de sus padres. El mismo departamento de siempre, solo que un poco más espacioso. Mucho ha cambiado la estructura del mismo a lo largo de los años. De cualquier manera, de pequeño solía temerle mucho a cierto personaje de Disney. ¿Adivinan? Así es. Pinocho.


A menudo solía tener espantosas pesadillas involucradas con este personaje. Uno de ellos, y el que más recuerda, era uno donde Pinocho lo perseguía hasta la cocina de la casa, mientras Geppetto narraba lo que estaba sucediendo de manera omnisciente, riéndose a carcajadas.
Y en el último instante, Juan Carlos, oculto tras la figura de una madre "estatua", Pinocho aparece caminando alegre, haciendo sonar sus zapatos negros, con una diabólica melodía siguiéndole, compuesta a partir de violentos golpes de latas vacías. Esa es la pesadilla más temprana del Agente escritor.
No es de sorprender. Muchos han padecido el mismo miedo hacia el macabro personaje. Pero ¿por qué? ¿Era acaso su aspecto? ¿La naturaleza de su condición que, como marioneta, podía cobrar vida? ¿Eran esos charlatanes animales que lograron convencer a Pinocho de no ir al colegio y desviarse del camino? ¿Era la sonrisa de Stromboli, y sus macabros espectáculos? ¿O era la isla de los niños desobedientes, donde los demonios encapuchados aterraban a los niños? O quizá... ¿la transformación del allegado a Pinocho, quien poco a poco va dejando de ser humano para tomar la forma de un animal?
Sea como sea, hubo algo más en esa película que los adultos no vieron, pero que los niños sí.
¿...tú fuiste capaz de verlo?

------------------------------------------

Extracto hecho por: Kuroneko
Código: pin_54547tt

No hay comentarios:

Publicar un comentario