lunes, 27 de enero de 2014

*El Ojo Diligente: Toma #1 [-The Godfather Trilogy-]


Cuando un joven y despechado Francis Ford Coppola tomó por primera vez el libro del señor Mario Gianluigi Puzo, tras haberlo hojeado un rato, dejó en claro su primera impresión del material: era muy mediocre, carente de tantas cosas. No se sintió atraído por el mismo y lo dejó por un tiempo. Sin embargo, de alguna forma, Coppola decidió darle una oportunidad y analizó el libro desde una perspectiva diferente. Era el rey soberano tratando de enseñarle a sus hijos cómo dirigir un reino muy complicado, entrenándolos y preparándolos para el mañana. 
Un cuento de hadas... de los gángters y mafiosos más afamados en la historia del cine, la familia de los Corleone. En esta primera toma del Ojo Diligente, te haré una oferta que no podrás rechazar: leer esta crítica en toda su extensión, sin perder la santa gracia y la picante ironía que le corresponde. ¿Capisci?


Consideraciones Previas
Es increíble el comentario que hace nuestro estimado Coppola, en el documental Trespassing Bergman, acerca de su primera impresión acerca de la obra de Puzo. Lejos está de la entrega total que, como director, hizo hacia la obra literaria del afamado neoyorquino (ítalo americano para ser más precisos).
La ironía no acaba allí. Más de uno seguramente se llevó la sorpresa de su vida al toparse frente al estreno de una de las películas de mafia más grandes de todas, allá por 1972.
Pero el proceso no fue nada fácil. Es sabido que muchas cosas fueron dejadas en el libro, a pesar de que el mismísimo Puzo lo adaptó con Coppola, para recortar tiempos y hacer énfasis en los dramáticos giros de la historia.
Otra cosa a tener en cuenta, es la serie de problemas que el film generó antes de ser estrenado. Amenazas, protestas y reclamos en contra de ésta, la productora Paramount y Coppola, por creer que la película no sería otra cosa sino una alegoría a la forma criminal más polémica de todas. Aparte de ello, por aquel entonces, Coppola aún no era un director de renombre y su producción misma excedía los costos que Paramount le había permitido. Y la cereza sobre el pastel: Marlon Brando como propuesto para el papel de Don Vito Corleone. La "famita" que recorría al señor Brando por sus extravagancias hizo temer a la Paramount de generar más escándalo aún. Sin embargo, y luego de una impresionante audición, el papel de Vito Corleone le fue asignado indiscutiblemente al "divo del cine". Puesto el motor de la filmación en marcha, el film calló la boca de todos y dejó un legado.
Ahora pondré mis dos ojos sobre el film y diré lo que pienso al respecto.

Ojo Agudo [Viendo el Film]
Seré lo más sincero que pueda. Honestamente, no estuve interesado en ver la trilogía (por más que ésta me fue recomendada) hasta que alcancé una edad madura en la cual puedo fijar mi atención de lleno en los films, sin distraerme con nada más. Fue una fría noche cuando me nació el ver la primera película de la saga. 
Coloqué el disco en el reproductor y dejé que la "magia" empezara. Tenía en mente varias escenas, claro, no por gusto es un clásico ¿no es así? Sin embargo, coloqué mi "auto spoiler" a un lado y quise ver el film como si fuese la primera vez, emocionado y ansioso por saber qué ocurriría apenas terminasen los títulos introductorios. Y a decir verdad, el encanto de la película había iniciado desde lo último mencionado.
Letras blancas, suficientemente grandes como para que el último de la fila de las butacas las lea sin problemas, y la música. Aquel famoso tono que en más de una ocasión hemos escuchado (aunque sea como un estúpido ringtone de celular). Allí estaba, sentado frente a un grande del cine, "The Godfather" leí de izquierda a derecha. Y la frase que da inicio al clásico, "I believe in America", dicha con seguridad, pero con un ligero temblor en la voz. Le sucede un breve silencio y Amerigo Bonasera continúa su aparente monólogo. Por lo menos, hasta que la cámara nos presenta a un Marlon Brando sumergido en totalidad en la fría personalidad y adusta expresión de Don Vito Corleone. Todo lo demás, queda para la nostalgia.
Ahora, vamos al plano real, no puedo describir todo lo que pasó en el film, pero sí puedo citar varias cosas que me dejaron sumamente impactado. Y desde ya anuncio que fue la primera entrega la que más sorpresas me causó, escenas violentas e interesantes diálogos fueron los que me mantuvieron al margen toda la noche. ¿Cuántas de aquellas escenas no sirvieron de mofa para la posteridad?  Lo haré a modo de lista:
*El diálogo entre Don Vito Corleone y Amerigo Bonasera.
*La brutal y explícita muerte de Sonny Corleone.
*El "mensaje" ensangrentado para el caprichoso Jack Woltz.
*El "silencio" de Michael Corleone antes de asesinar a Virgil Sollozzo y Mark McCluskey.
*La emboscada de Sonny Corleone, con su hermana Connie como anzuelo.
*La emboscada hacia Don Vito Corleone, en frente de su (inútil) hijo Fredo Corleone.
*La sorpresiva pérdida de la primera esposa de Michael Corleone.
*La serie de ataques confabulados de Michael en contra de sus enemigos, traidores y Dones de las otras familias durante el bautizo de su sobrino.
*Y finalmente, el cierre. La famosa escena de la puerta cerrándose lentamente delante de Kay Adams, mientras su marido es saludado como el nuevo Don Corleone.
Fuera de esto, la película duró lo que tenía que durar y fue avanzando progresivamente, sin atolondrarse a la hora de dar breves saltos temporales y narrar el destino de cada hermano de la familia. El rechazo de Don Vito hacia el "futuro" del negocio (las drogas) frente a las otras cabezas de la mafia, me dejó tremendamente sorprendido. Esta defensa de los valores viejo, en un ambiente hostil, no lo vi venir por ningún lado. A pesar de que el propósito del negocio fuese el mismo, Don Vito siempre quiso comportarse como un auténtico conservador (a su modo, al menos). Hay que volver a ver esta entrega, sin duda alguna.

Pasó cierto tiempo antes de que me animase a ver la segunda entrega de esta saga. No puedo explicar el por qué, simplemente parece que otras cosas se antepusieron antes que la segunda entrega. Como fuese, aquella noche volví a revisar entre mi videoteca para continuar con el análisis de la trilogía.
Arrancamos de la misma forma que la primera película, esta vez enfocándonos en la infancia de Vito. Tras perder a toda su familia en su natal Sicilia, por causa de Don Ciccio, migra hacia América con pocos recursos, esperando el mañana en una triste celda para evitar contagiarse de la viruela. 
Rápidamente, nos vamos al ahora poderoso Don Michael Corleone, celebrando la primera comunión de su hijo en Nevada. La trama arranca de sopetón cuando se comete un atentado en contra de Michael y su familia. A partir de entonces, la historia nos irá mostrando el ascenso de un joven adulto Vito Corleone, y mostrando el paralelo la investigación de Michael y sus allegados para llegar al meollo del asunto.
Tal y como habrán notado, ésta vez la película arma dos fuertes columnas en la saga de Puzo, tratando de desarrollar prácticamente dos películas en una al mismo tiempo. La ambición por ésta sin duda fue enorme, sobre todo si se tiene en cuenta el éxito de su predecesora. Sin embargo, debo decir que no me llevé las más grandes sorpresas en esta segunda parte. Al menos, no como en la primera. Quizá, debido a las interrupción adrede entre las dos historias, lo que en suma, nos da una película sumamente extensa (¡con minutos de intermedio incluído!). Esto hizo que mantenerme al margen las tres horas y más que el film duró fuesen un poco tedioso, menos placentero (considerando que suelo ver películas de noche).
¡¡PERO EL OJO DILIGENTE EXIGE QUE PRESTES ATENCIÓN!! 
He dicho que la experiencia fue menos placentera mas no que haya despreciado la película en su totalidad. De hecho, como afirmé líneas arriba, pretende ser más ambiciosa con la primera, intercalando correctamente las dos historias. Es una película muy buena y no tiene nada que envidiarle a otras del mismo género (más bien, creo que serían al revés en todo caso). Sin embargo, quizá por el tiempo en que la vi, me pareció mucho más extensa de lo que debería ser. El caso resuelto del atentado contra Michael, con su hermano Fredo confabulado giró el sentido de la película para mí. Y al mismo tiempo, por otro lado, vemos al joven Vito realizar su venganza contra Don Ciccio, sin lograr mayores alcances dentro de su propia historia.
Dicho de otra manera, la historia de Michael Corleone me resultó ser más interesante y sorpresiva que la de su padre Vito. Viéndolo de esa manera, la película tiende a perder fuerza por momentos y nos hace querer hacer a un lado a un talentoso Robert De Niro actuando bajo la sombra del futuro personaje de Marlon Brando. En mi opinión, podría haber funcionado todo esto como un preludio breve, o como un flashback de los mejores y peores momentos en la vida de Vito. Como fuese, el resultado final de todo deja una sensación muy satisfactoria. La venganza de Michael Corleone acabó con sus enemigos, pero también, con los que más amaba. Su esposa Kay, su hermano Fredo, su hijo por nacer, y finalmente un poco de sí mismo. 
El Padrino Parte 2, nos deja no una soberana aunque tensa calma, como su predecesora, sino una punzante intranquilidad por saber qué sucederá con Don Michael Corleone y su "familia", ahora que todo se ha venido abajo. Hyman Roth está muerto y los confabulados también, pero Kay está lejos y sus hijos crecerán con la adepta tía Connie Corleone. Y la respuesta a esta interrogante... se hizo saber 16 años después.

A grandes rasgos, la tercera y última entrega de la saga del Padrino hizo todo lo que las anteriores películas ya habían hecho. La fórmula se vuelve a repetir y uno ya va presintiendo que todo un lío se creará casi al final del film. A pesar de esto, a mi consideración, el Padrino Parte 3, atrajo mi atención de una manera mucho más rápida que la segunda. Esto en GRAN parte debido a su relación directa con la iglesia Católica y la "mafia" existente dentro de ésta, negada por más de uno seguramente. Con un tema tan controversial dentro de su argumento, no pude evitar sentirme tremendamente atraído por lo que planteaba. En esta ocasión no la vi solo ni tampoco lo hice de noche, para saborear el film en toda su plenitud.
Pero antes de hablar de él, una ligera "Consideración Previa".
Sabiendo que esta entrega fue estrenada en 1990, no es de sorprender el por qué no agradó a tantos tras salir de las salas de cine. Eso, más el hecho de estar vinculada con la iglesia, degeneró en una serie de posturas y bandos de quienes estaban a favor y en contra de la película. Por mi parte, ninguno de los factores previamente mencionados resulta un desmérito a la hora de ver y analizar el film. Lo que sí me disgusta un poco, es el hecho de que la película omite por completo un detalle importante: ¿A dónde se fue Tom Hagen, el nombrado consigliere de la familia por Michael Corleone?
Lo cierto es que, antes de la adaptación del libro que originó el Padrino Parte 3, hay uno llamado "El Padrino: La Venganza", donde se relata la muerte del querido Tom Hagen, quedando tan solo su descendiente Adrew Hagen para convertirse en sacerdote. Este último sí aparece por breves momentos en la película. Pero me resulta extraño el que hayan omitido este factor importante debido al cargo que tenía el personaje para la familia... ¡ni siquiera a modo de flashback! Pero bueno, ahora sí vayamos al grano.

Han pasado varios años desde que Michael Corleone asesinó a su propio hermano Fredo, desde que se separó de su esposa Kay Adams, y desde que sus dos hijos, Anthony y Mary, dejaron de ser unos niños. La hora del legado de Michael para un nuevo Don Corleone se acerca, pero Anthony se rehúsa a ser como su padre, abandona la carrera de derecho y decide inclinarse por el canto.
Por su parte, Mary muestra un interés muy afectivo hacia su primo Vincent Mancini-Corleone, quien es el retrato vivo de su padre Sonny.
Tras una serie de encuentros y reuniones con la iglesia y demás señores de la mafia, Michael empezará a conocer mejor a Vicent, preparándolo para ser más que un matón y enseñándole a retener sus emociones. Tras una hábil y engañosa estrategia de la iglesia católica, con respecto a la compañía International Immobiliare, Michael vuelve a las viejas andanzas para llevar a cabo su propia justicia. 
En medio de todo este caos, surge el nombramiento del nuevo Papa, el nuevo Don Corleone y la función final para el acto que despediría para siempre a los enemigos de los Corleone... y al mismísimo Michael también.
Como dije ya, tengo cierta preferencia hacia esta entrega por los concisa que llegó a ser, sin darle tantas vueltas al asunto. La redención y sufrimiento de Michael Corleone estuvo en su apogeo en todo momento, dejando transmitir experiencia y una larga cadena de errores de los que no podría liberarse nunca. La escena final resultó ser espléndida en todo sentido, pues no sólo llega a engañar al espectador por un momento, sino que concluye la saga con un breve pero MUY significativo flashback de los momentos más hermosos del atormentado Michael, en sus últimos segundos de vida en el celuloide. Con Vincent como el nuevo Don, su amada Mary muerta y una familia en ruinas, el legado de la familia Corleone jamás estuvo más a la deriva. 
¡Oh, pero claro! Estoy enterado que Puzo estuvo inmerso en un proyecto para realizar el guión de la cuarta y, al parecer, última entrega de la saga el Padrino... pero la muerte le llegó primero. Con Paramount Pictures rehusándose a ceder derechos, casi al igual que la familia de Puzo, la cuarta entrega no saldrá a la luz en un buen tiempo al menos. Y de hacerlo, me pregunto yo ¿estaría la nueva generación preparada para recibirla? ¿Lo estaría la crítica "especializada"? Lo único que puedo afirmar es que los años del Padrino fueron los mejores para quienes tuvieron el privilegio de verla desde una cómoda butaca. Épocas que no volverán.

Comentario Final:
Cada película merece una puntuación especial por brillo propio. Tengo mi favorita, pero pienso que todas tienen su "toque" que las hace simplemente únicas. Amé sentarme y ver la trilogía completa, con la calma y paciencia necesarias. ¿Las volvería a ver? ¡Desde luego! Un clásico siempre debe repetirse.
Después de todo, es parte de mi propia "familia" de películas selectas. Y si hay algo que he aprendido con los Corleone es que la familia siempre tiene que protegerse...de una manera o de otra.

--------------------------------------------------------------------------------------
Reseña hecha por: Juan Carlos [The Agent]
Código: Marl4113Fath

No hay comentarios:

Publicar un comentario