viernes, 31 de enero de 2014

*El Ojo Diligente: Toma #2 [-The Devil´s Advocate-]


Una breve "Introductio":
Un alma sonriente en el infierno es un alma triste en el paraíso. Los dos lados de una moneda, versiones contrarias de una realidad. Y aún así, sin embargo, esta curiosa personalidad nos hace esbozar más de una culposa sonrisa durante el film, a sabiendas de que aquel flamante reino alberga de todo... menos tus propias carcajadas de placer.
Así es, el Demonio parece saberlo todo, al punto de tergiversar lo que creemos correcto a algo dudoso. Sabe ofrecer el placer momentáneo en vez de una felicidad perpetua. Y en medio de éstas, un joven Keanu Reeves cede ante las generosas y atractivas propuestas de Al Pacino.
El abogado orgulloso de intachable trayectoria, y el astuto director de una multimillonaria empresa, hábil en la seducción de sus clientes ante los más innegables ofrecimientos. ¿Quién es víctima y quién es el culpable? ¿Quién es el malo y quién es el bueno?
¡No más disyuntivas!
El Ojo Diligente ha contemplado el film y ha decidido desentrañar y explicar los misterios y referencias del mismo, a través de una humilde crítica. Sin más preámbulos, esto es The Devil´s Advocate (El Abogado del Diablo).

Una Previa "Consideratio":
Ésta película es un posterior en la carrera de Al Pacino como un veterano Michael Corleone en "El Padrino Parte Tres", siendo la primera estrenada en 1997. Por supuesto, no podemos pasar por alto que luego de la última entrega del Padrino, Pacino siguió haciendo público su talento en la dramática y conmovedora "Scent of a Woman" como el ciego general retirado Frank Slade (la cual le hizo merecedor de un Óscar); y un año después, la afamada en el sub mundo del crimen "Carlito´s Way". Pero algo más se veía venir a la distancia. El consagrado actor necesitaba otra manera de expresar su "lado negativo". Y entonces llega la propuesta de Taylor Hackford sobre el personaje John Milton. ¿Aceptarlo? ¡Pues sí!

Y por otro lado, tenemos a un joven Keanu Reeves, al cual le precedían una serie de malas críticas por sus últimos trabajos. Curiosamente, ésta película apareció para salvarlo, atrayendo nuevamente la atención de la crítica. Consideremos que "The Devil´s Advocate" recibió un buen porcentaje de positive reviews a nivel general y que logró recaudar alrededor de doce millones de dólares en la primera semana de su estreno, y más de noventa  millones internacionalmente.
Keanu Reeves se destaca por su hábilmente logrado papel como abogado, defendiendo lo indefendible, orgulloso al punto de la vanidad y atormentado por la tragedia de su familia, en especial su esposa (Charlize Theron). Por supuesto, no olvidemos que la carrera de Keanu despegaría en el film de SCI-FI/Acción "MATRIX" dos años después de ésta película. Pero quizá nos estamos adelantando mucho.

Con respecto al director, Hackford, realmente no ha hecho nada más extraordinario en su filmografía (al menos de lo que esté enterado). Se le conoce por se un tanto inconsistente, por combinar varios géneros en un solo film. Pero a la hora de realizar éste (al menos) en particular, supo manejar el thriller, el drama y las escenas de exploración de los personajes, sin precipitarse mucho, tomándose su tiempo para lograr unir todos los cabos. Tras haber dicho todo esto, no nos queda nada más que proseguir con...

"Acutus Oculus" [Viendo el Film]:
No hay duda alguna. La introducción a la película de las llamas vivas, presentando a los actores, mientras el siniestro sol rojizo se pone sobre un conjunto de nubes dispersas, capta la atención del espectador. La música en su punto, correcta, transmitiendo intranquilidad y una cautelosa sensación de que algo maligno ha cobrado vida dentro del film. Obviamente esto no iba a fallar, pues fue compuesta por James Newton Howard, cuyos trabajos van desde "The Bourne Legacy", "The 6th Sense" hasta la trilogía de Batman de Christopher Nolan, en colaboración con Hans Zimmer.
Tras una breve pausa, "The Devil´s Advocate" puede ser leído, mientras la luz del sol nos enceguece y nos transporta a un caso jurídico en pleno desarrollo. Reeves como el abogado Kevin Lomax defiende a un evidente culpable cliente suyo, acusado de acoso sexual. Tan clara es la situación que Lomax siente asco y pide un receso. Analizando las cosas y siendo presionado con un compañero suyo, sabe que su carrera como abogado estará marcada desde ese momento en adelante por haber perdido un caso por primera vez. ¿Qué puede hacer al respecto? Es aquí donde empieza el truco del film, el tema que se hará imperante sobre todos los demás a lo largo del mismo. La gran elección, el libre albedrío que todos poseemos. Kevin toma un camino, para no ver su orgullo herido y logra ganar el caso, a pesar de la "verdad" de las cosas. Su esposa, Theron como Mary Ann, lo lleva a celebrar con algunos colegas a un bar, donde un extraño enviado le hará una oferta que no podrá rechazar, literalmente (algo del Padrino se quedó con nosotros XD).
La oferta es innegable: seleccionar a un jurado en Nueva York, trabajando para la empresa de Milton, Chadwick & Waters, la cual atiende las demandas legales de una gran cartera de clientes a nivel internacional. Kevin no dudará y viajará hasta la ruidosa "Babilonia" (como su madre le advierte) para llegar al fondo del asunto.
Todo se ve de lujo: nuevo trabajo, vecinos amables, un apartamento alto y caro que pueden pagar de un momento a otro, casos donde Kevin toma la batuta y sale victorioso. Todo parece marchar bien... hasta que llega el momento de conocer al amo detrás de todo, el Sr. John Milton.
Elegante, misterioso, cautivante y sobre todo, muy persuasivo a la hora de tratar con negocios. Uno que ya está familiarizado con Al Pacino y la propuesta sobre escena, sabe a lo que se enfrenta a la hora de prejuzgarlo a simple vista. "Sí, él es el Diablo ¿no es así?" -uno podría ponerse a pensar, y no estaría mal. De hecho, pienso yo, que la idea detrás de todo esto es que nos vayamos haciendo la idea de quién es. De lo contrario, no podríamos entender el "doble sentido" implícito en sus frases tan selectas.
Un simple ejemplo. Cuando Kevin camina en la oficina de John, éste le sorprende y le pregunta acerca del trato de la empresa hacia él. El joven le responde amablemente que todo ha ido bien para él y para su esposa. John le responde, antes de tomar asiento: "Es nuestro secreto. Matarte con atenciones". Kevin se ríe ante esto, pero no logra entenderlo del todo. Y así, se irán acumulando indirectas varias concerniente al negocio de la empresa y al "otro negocio" del elegante empresario.

Ahora, haré un GRAN salto en el film para citar los mejores momentos. Recordemos que esto es un review y no un resumen de la película (si quieren algo así, compren la novela de Morris West). Más adentrados en el film, vemos que tanto Kevin como Mary empiezan a ser tentados por el grupo de abogados y trabajadores de la empresa. No sólo es la escala social, sino todo lo que ello conlleva. Por ese lado, la triste adaptación de la pareja dentro del grupo se hace notar. Y apenas estamos empezando.
El drama cobra una gran intensidad al ver encarnados los males más comunes del ser humano en situaciones claves: la infidelidad, la vanidad, el fetichismo, la lujuria, la mentira, la corrupción, el asesinato y demás son puestos frente a los ojos del espectador en un ambiente MUY justificado por la abogacía, los casos jurídicos y el crimen. No es de extrañar, la "maldad" se vuelve el oficio al resolver para los que estudian Derecho ¿no es así? Pues mejor excusa para presentar todos los tópicos ya mencionados de manera natural no pudo haber sido hallada.

Continuando con el film, notamos que los elementos sobre naturales comienzan a salir a flote. Demonios, espectros, alucinaciones, pesadillas, representaciones religiosas. La película va acelerando el ritmo de las revelaciones, a medida que Kevin se va adentrando más y más en un complicado caso de triple homicidio, asignado por el mismísimo Milton. Mientras tanto, Mary Ann es la que más tormento padece, no sólo porque está sola y su esposo aparenta ser más fiel a su nuevo empleo que a ella, sino por la desdicha de no poder concebir un bebé. Incapaz de realizar su sueño de tener una familia, alejada de su hogar y acosada por terribles visiones, la pobre mujer cae en la demencia casi al mismo tiempo que Kevin logra resolver el caso de los homicidios. Es durante la escena de la iglesia, que finalmente el espectador puede sentir una terrible lucha de poderes. El bien y el mal están tratando de apoderarse de Kevin Lomax. ¿Cómo manipuló Milton las cuerdas de la casualidad y la tragedia durante aquellos minutos? ¿Quién era realmente ese enviado que trataba de hacerle reflexionar a Kevin sobre la verdadera naturaleza de la empresa? ¿Por qué Mary Ann solo era capaz a los demonios, lo que le llevó a su fatídico final? Las dudas van creciendo generosamente. Uno puede saber la respuesta, está ahí en nuestro sub consciente. Ya no se trata de una empresa común y corriente. Es el negocio del Diablo, y todos los que allí trabajan cumplen un propósito. Todos sirven a gente poderosa, grande, inteligente. ¿Esto no es una clara representación de lo mal que está la sociedad? ¿Tan corrompida? Y Kevin queda como aquel que aún duda, gracias al sacrificio de su esposa, la revelación de su madre y el mensaje inconcluso del agente asesinado "indirectamente" por Milton.

Y finalmente, llega la escena más brillante de todas, el diálogo entre los dos negociadores. Milto se saca la máscara y revela sus auténticos propósitos con Kevin. Pero éste ya no duda, sabe demasiado y ello le aterra. No olvida a su esposa, pero el orgullo es nuevamente su enemigo y nos hace pensar que va a caer antes las terribles palabras del señor oscuro. Él no es el titiritero, él nunca presiona a nada, solo concede lo que más le importa al ser humano, a diferencia de Dios que solo observa, que solo se ríe ante las "malas" decisiones del hombre natural. El show se arma y Kevin está hundido en la más profunda tentación. Pero entonces le queda algo, lo más imperante (como afirmé anteriormente) en el film...
¿Y qué era? El albedrío, la más difícil elección entre el camino a la perdición o la libertad. No puedo decir que nuestro protagonista la tuvo fácil. PARA NADA. Al punto de la desesperación y arrojando ira por todas partes, el Diablo no puede contra la última elección de Kevin: el suicidio.
Todo se consume, la visión del ángel del alba aparece, gritando, volvemos en el tiempo y otra vez, Kevin tiene que enfrentarse a la decisión de ceder al orgullo o dejar que la niña acosada pueda obtener justicia. La elección no es simple, pero es la correcta. Al final, lamentablemente, vemos que nuestro protagonista vuelve a ceder ante una oferta muy interesante, sin saber quién se oculta detrás, riéndose porque la vanidad ha ganado otra vez. Y esto es así, no importa cuánto intentemos ser correctos, la tentación va a estar a la vuelta de la esquina, acechando por vernos trastabillar y caer.
...y no va a ser tan divertido como escuchar "Paint It Black" de The Rolling Stones, con Al Pacino riéndose.

"Tandem" un último Comentario:
He visto muchos comentarios y críticas al respecto, elogiando la película y dando su punto de vista. Pero he aquí el mio. Este film corresponde a una época de salida de los 90´s, cuando el cine aún se atrevía a apostar como idead como éstas a representar. Sin necesidad de muchos efectos, "The Devil´s Advocate" logra llenar con ganas esa expectativa del espectador sobre sí misma. Pacino, Reeves y Theron hacen su trabajo bien, pero es la magia de combinar elementos y diálogos selectos lo que la hace grande. Mejor ejemplo para ver lo más siniestro del ser humano, lo difícil que es manejar el libre albedrío y las consecuencias de nuestras decisiones no hay muchos. Éste es una excepción. Recomiendo verla (obviamente a mayores de 18 años). Es un disfrute visual que no deben perderse. Y como diría Reeves: "Mejor reinar en el infierno que servir en el cielo". ¿Te tienta la idea? ...eso pensé.

-----------------------------------------------------------------------
Reseña hecha por: Juan Carlos [The Agent]
Código: 88sad5d4CO

1 comentario:

  1. Me parece un articulo muy intersante, sobre todo la parte de que la vanidad es ganadora otra vez. Gracias

    ResponderEliminar