miércoles, 15 de enero de 2014

*DIOStá NLa RED: Análisis de Lain y la Ficción Cibernética entre Ayer y Hoy [Anime Thesis #2]



Hemos llegado al tope de la tecnología contemporánea, que aún, para la vieja generación, sigue siendo todo un reto el poder adaptarse a ella. Lo digital frente a lo analógico. Lo virtual frente a lo "auténtico", lo percibes pero no está allí realmente. En pocas palabras, la tecnología se ha abierto a un mundo dispuesto a aceptarla.
PERO... ¿Dónde quedó el miedo? ¿Dónde están aquellas corporaciones diabólicas que lograban raptar cuerpo y alma humanas? ¿Dónde está el gran nexo? ¿Qué hay del existencialismo virtual en una red difusa, comparada a una especie de laberinto? ¿Dónde está el hacker poseído por la tecnología, usándola como su única diosa? Los 90´s nos pintaron muy bien las cosas, pero lamentablemente la realidad venció a la ficción en muchos sentidos.


No es TAN complicado acceder a la red, y el tener un ordenador en tu hogar no te vuelve un geek absoluto. Es gracioso porque las proyecciones artísticas pintaban muy distinto el hoy cibernético. Los más entendidos en el tema de las series, películas, libros, animes, cómics y mangas relacionados a este tipo de temas de la subcultura Cyberpunk podrán entenderlo a detalle.
Pero odio ser exclusivista.
Así que citaré algunos ejemplos de aquellos que puedan avivar la naturaleza oculta de la "diosa red", para que un poco de ese sentimiento regrese y se compare. Haremos un especial hincapié en cierta serie de anime que sirve como el ápice del asunto (razón por la cual éste es un Anime Thesis).
Por cierto, no esperen que esta entrada sea muy larga, pues creo que la imaginación y la nostalgia son suficientes factores a manipular para que este tema se extienda por cuenta de ustedes.

LEVEL 1: [ENTER//CODE077]
Para comenzar, te invito a que veas la siguiente imagen. Eres tú ingresando a un mundo donde la información fluye a montones, donde navegas como un surfista en el mar. Así es, la red es comparada a menudo como el océano nuestro, por lo extenso y profundo que puede llegar a ser. No en vano, se ha popularizado mucho la exploración de la web profunda (deep web), donde las páginas más bizarras y peligrosas yacen para aquellos que osan tan solo satisfacer una pizca de su curiosidad. El tiro les sale por la culata la mayoría de veces, pero eso ya es harina de otro costal, como dicen.

Si te pones a pensar en todo lo que te acabo de declarar... ¿no te causa un poco de intriga, el saber que la red es más compleja de lo que crees?
Sin embargo, aclaremos bien las cosas, no va a llegar a ser tan alucinante como te lo describían a mediados y finales de los 90´s con toda la paranoia que había al respecto sobre el ingreso a las redes. Más aún, para los que nacieron en esta generación de la indecisión, de la intranquilidad, de la eterna contemplación hacia un futuro que nadie sabía cómo iba a ser. Para bien o para mal, los mitos fueron echados a tierra.
La pregunta ahora es... ¿a qué le temíamos antes de entrar a todo esto?

LEVEL 2: [NEOSCAPE//GOAT]
Temíamos a convertirnos en esclavos de la red. Eso era, básicamente la fobia de los menos empapados en el tema, o de los que estaban enterados de algo. Quizá no para los que tenían el conocimiento completo, y ya proyectaban sus negocios o espacios virtuales en algunos años. Pero para una gran mayoría que estaba a la expectativa del mañana, desde E.E.U.U. hasta Japón, se supo explotar esta idea de la ciberfobia. Ahora te lo ejemplifico.

¿Recuerdas lo que planteaba la primera entrega de la trilogía MATRIX? Por favor olvida todo lo que tiene que ver con "la gran verdad", sobre la guerra con las máquinas y nuestro mundo como un programa. No quiero enfocarme en eso, sino en algo mucho más simple, que fue presentado en la película, aunque de manera muy breve. El futuro que nos proponía, era uno donde el hombre se volvía una especie de hacker conocedor, no sólo de programas ya pasados de generación, sino de todo un ambiente social "encriptado" en frases y parlamentos que solo ellos conocerían. Algo pesimista, que no se alejó tanto de lo que es el lenguaje informático de diferentes niveles, pero que definitivamente no traspasó al plano de lo cotidiano u ordinario para hacerlo más preciso. Uno no va al mercado y dice: "Hey, deseo comprar esa manzana roja. El precio del producto definitivamente no ascenderá más del 5% establecido por las normas internacionales de alimentos transgénicos, así que no intente engañarme. Por cierto, ¿le gusta el heavy metal industrial?"
Obviamente es un diálogo un tanto trillado, mecánico, exagerado. Pero vamos, al parecer todo el mundo iba a volverse una máquina conocedora de todo en esta película (si no lo notaste, está bien. Es algo implícito).
Ah, por cierto, omitiré hablar sobre los robots, androides y cyborgs que al parecer tienen cierta relación con el surgimiento de redes. No porque no me interese, sino porque haría más extenso esto y nos alejaríamos del foco central. Como punto final, debo añadir también que... la red ya no puede ser representada de un solo color ¿o sí?

LEVEL 3: [CLOSE/THE/WORLD//Lain]
Acepto los cambios. No me causan problemas. Pero creo, sin ser un tanto egoísta, que el mundo que nos propuso la serie de anime Serial Experiments LAIN, hubiese sido muy difícil para la mayoría de nosotros. No está de más decir que fue este trabajo animado lo que originó la presente entrega. Y en gran parte, resume casi todos los miedos de los ciberfóbicos. Vayamos al plano.
Es un mundo ajeno al nuestro, una realidad paralela donde la red toma el nombre de "Wired", y es tan poderosa que logra almacenar todo tipo de información, a tal punto que se crea un submundo, donde los cibernautas son representados como personalidades extravagantes, conocedoras de este reino virtual que aman, y que más tarde, lograrán pertenecer de lleno. Lain, nuestra protagonista, sirve para adentrarnos en este universo creíble solo para los que afirmaban paranóicamente que la multimedia pasaría a través de protocolos, hasta llegar al nivel perfecto. Uno donde Lain puede adueñarse de todo, y ser merecedora del título "Dios".
El tipo de personajes que aparecen aquí se asemejan un poco al de MATRIX, igual de "robóticos", alejados y muy fríos a la hora de tratar temas relacionados con la red (o "wired" en este caso). Eruditos o neófitos, todos eran parte de los sistemas en red y no había escapatoria. ¿Tétrico, no es así?
Si pudiera asignarle un porcentaje de cuán certero fue esto para nuestros días, sería éste: [loading... 25%]


Level 4: [CON//clude -?-]
Detendré este delirio para decir los puntos finales de este aporte a la comunidad lectora en red. Tal y como coloqué líneas arriba, solo un 25% del caso Lain, Matrix o cualquier obra semejante considero que ha podido acertar en el plano real.
Quitando la ficción y tocando sólo lo posible, el ser humano SÍ se ha vuelto un dependiente acérrimo de la tecnología que le rodea. ¿Es esto malo o bueno? ¿Nos estaremos encaminando hacia esa actitud fría y pseudo mecánica que proponían los autores en sus obras de ficción? Tan solo si es que olvidamos el valor de sentir y dejar que otros nos sientan en la misma forma. Conversar, pasear, reír, jugar y otras actividades que no requieran un ordenador o dispositivo que te conecte a red cerca, nos mantendrán con los pies en la tierra y aquel triste futuro podrá ser alejado más y más. ¿Cuánto durará esto antes de entregarnos de lleno a la tecnología, como quien vende su alma al diablo? No lo sé y dudo que alguien lo sepa. La pregunta correcta sería, en todo caso ¿cuánto tiempo puedes sobrevivir alejado de la red? Suena como una dependencia a una droga, un mal vicio ¿no?
Estimados lectores, me temo que lo es.
Sí, puede que Lain y Neo hayan logrado adaptarse a su mundo ficcional. Pero... ¿qué hay de ti? 
[OFF//CODE077]
.........................................................................
Escrito por: Juan Carlos [The Agent]
Creación de códigos: Kuroneko
Código: 99SCAPE66AT

No hay comentarios:

Publicar un comentario