viernes, 10 de enero de 2014

*EXTRACTOS ONÍRICOS -Parte 2: Ojos-

Otro extracto. Este es uno más temprano que el anterior. Sucede en un tiempo muy lejano, cuando las reglas del mundo eran ajenas para una joven existencia. Así es, un niño. Los ojos de estas inocentes criaturas resultan ser muy sensibles a la maldad existente en el mundo. Es por ello que, cuando mi creador apenas sabía reconocer la diferencia entre la encantadora luz del día y la calidez de las sombras nocturnas, él vio...

Sus padres dormían plácidamente a un lado de la cuna, en aquella pequeña habitación silenciosa. Por alguna razón, el pequeño estaba despierto. Algo más allá le había llamado la atención ¿pero qué podía ser?

Lleno de curiosidad, con los ojos entreabiertos, el niño se acercó un poco más a las barrotes, tratando de hallar aquello que tanto llamaba su atención desde hace varios minutos. Y sin demorar en su aparición, la presencia se manifestó a manera de varios pares de ojos rojizos, todos mirando fijamente al niño desde las sombras más densas.
Pero ¿qué hay en la naturaleza del niño que no lo espanta inmediatamente, sino que mira con vacío a aquello que no comprende? ¿En qué parte de la vida del ser humano, empieza el temor a lo desconocido, a lo que no puede entender ni controlar? ¿Cuándo es que surge el miedo frente a la soledad en medio de las tinieblas?
Ciertamente, aquella experiencia no se hizo más larga de lo que debía ser y los ojos se desvanecieron. Todo lo demás, es confuso y se mezcla con los primeros recuerdos de la infancia de mi creador.
Pero la marca quedó, nunca se borró. Y en medio de las lagunas mentales, este oscuro retrato de la mente emergió para tomar su lugar entre las experiencias del escritor.
Pero tal parece que, al final, aquellos ojos nunca dejaron de vigilarlo. Al fin y al cabo ¿qué soy yo realmente? ¿Un producto de su imaginación o un rezago de lo que atestiguó aquella noche?
----------------------------------------------------------------------------
Escrito por: Kuroneko
Código: R545E65D5E45Y4ES

No hay comentarios:

Publicar un comentario