martes, 11 de febrero de 2014

*Reportajes del Mundo del Anime #2: Serial Experiments LAIN


No es de extrañar que muchos miren con agrado la época de los 90´s. Tuvo de todo, y dentro de ello, aquella enfermiza paranoia por las redes y comunicaciones emergentes. Sí, ya fue discutido brevemente en otro artículo, y en ese mismo también se introdujo a cierto personaje muy enigmático llamado Lain. Pues bien, ésta es la reseña y la crítica hacia una serie que, sin tener muchas expectativas sobre ésta al principio, poco sabría yo que terminaría por ser una de las producciones más ambiciosas que el país de nipón produjo alguna vez. Serial Experiments LAIN vino, y al igual que un virus informático, infectó la mente de todos los que la alaban como una de las últimas buenas series animadas.

“Portal de otro mundo”: El Planteamiento de LAIN
Antes de que se me escape la oportunidad, adjunto aquí el enlace de la paranoia cibernética hecha artículo, para quienes deseen una previa a esta reseña.
No es de sorprender que se plantee todo un ambiente muy sumergido en amplios escenarios blancos, casi vacíos a veces, con el objetivo de que nuestra protagonista, Lain Iwakura, resalte sobre todo. Y sí, esto nos puede parecer un tanto atípico para quienes están acostumbrados a consumir producciones más comerciales. Que no nos extrañe, porque SEL está lleno de simbolismos difíciles de comprender al inicio. 
Es decir, lo más común que podremos preguntarnos es: "¿qué demonios son todas esas manchas rojas y púrpuras que aparecen en las sombras de los objetos?". La respuesta no se explica directamente en el anime, lo siento mucho. Pero la respuesta más acertada, sería que éstas sombras son "extensiones" presentes de la Red (Wired, en el anime) en el mundo real. Complicado ¿eh? Quizá, no del todo. Si lo llevamos a un plano menos metafórico, pues, es cierto, la red siempre está presente en todo lo que hagamos. Estemos conectados a ésta o no, prescindimos del internet para realizar múltiples acciones durante el día. Si nos detenemos a pensar un poco en esto... causa un poco de miedo ¿no?

Volviendo al tema, Lain vive con sus padres en una sociedad acostumbrada a utilizar la Wired en todo momento, incluso para lo más cotidiano. Pero parece no entender mucho esto ya que no habla con nadie. Sí, hay que decirlo de una vez, Lain es autista, pero no al grado de ser una Hikikomori (gracias a Dios, no). 
Todo aparenta ir como siempre, hasta que se esparce por el colegio la terrible tragedia de Chisa Yomoda, una no muy conocida muchachita que, tras haber cometido suicidio, ahora esparcía perturbadores mensajes entre los alumnos. Lain usa su Navi (una marca de ordenador ficcional) para confirmar dichos rumores,  logrando comunicarse con Chisa y preguntándole el por qué de su muerte. Y la razón es simple: ella no estaba muerta, solo había abandonado su cuerpo para encontrarse con Dios.
"¿Eh? ¿En el cielo o algo así?" -se preguntarán ustedes. No, para nada. Chisa afirma con total seguridad que Dios se encuentra en la Wired, dentro de la red. Y esto es en gran manera, nuestro primer capítulo. 
Si esto no es lo suficientemente interesante, entonces recomiendo ir con un psicólogo para que ese bichito de la impresión se avive un poco más. Puede que esto suene gracioso, pero aseguro, que muchos no hallaron gracia ni en éste ni en los próximos episodios. El planteamiento es bueno y la animación también. Pero... ¿por qué el número de espectadores en You Tube, cuando fueron subidos los capítulos, fue descendiendo gradualmente a medida que se llegaba al último episodio? ¿Qué funcionó mal?

“Códigos Imposibles”: Desarrollo de la Serie
Cuando Yasuyuki Ueda recibió las críticas de los países de occidente, no pudo evitar sentirse un poco decepcionado. No es que hubiese sido bombardeada por malos comentarios, sino que quizá no se esperaba que la serie no fuese muy comprendida en las audiencias generales. "Extraña" o "diferente", queda muy corto a la hora de describir los trece capítulos de SEL. Particularmente, me parece injusto mas no inesperado. Y si no lo había dejado en claro anteriormente, lo diré de nuevo: ¡SEL es tremendamente complicado! 
No solo por el argumento progresista, sino por todas las cosas que se le pide al espectador conocer sobre las redes, sobre entender algunos simbolismos, y esperar que uno tenga la santa paciencia de su lado para llevar la monotonía de algunas secuencias. Es muy triste, pero cierto. No es un anime hecho para todos. Está enfocado hacia cierto tipo de público, y por ello es que las vistas bajan y bajan en las reproducciones.
Ahora, el hecho de que no sea para todos, ¿nos indica que SEL es un mal producto de animación? No, y dista mucho de eso. Es solo que no entiendo cómo el productor esperaba que su obra fuese más entendida, quizá no vio más allá de sus propios ojos. Algún día lo sabremos.
En fin, los trece capítulos de SEL se componen de Layers ("capas") que nos van explicando el origen de Lain, su influencia en la Wired, las conspiraciones de un grupo de hackers llamados "Knights", el uso de las redes como una manera de "conexión" múltiple entre todos los seres humanos, la existencia de una entidad superior semejante a Dios, y un largo etc. Hay un orden establecido para que el espectador no se pierda dentro de toda la información que recibe, puesto que Lain tampoco nos lo pone muy fácil. El personaje llega al punto de desarrollar tres tipos de personalidades distintas, por así decirlo. Las podemos resumir así:
*Lain en el mundo real es callada, reservada y tímida.
*Lain en la Wired es más autoritaria, libre y expresiva.
*Lain, en la Wired, puede ser absurdamente cruel e insensible.
La última personalidad siendo la más complicada, puesto que ni siquiera Lain es capaz de controlarla para sí misma, casi al punto de poseer una "apariencia" propia. Y es por ello que nos sorprende ver a Lain luchando contra sí misma en un capítulo, literalmente hablando.
Pero a pesar de todo, uno logra siempre captar la idea principal detrás de cada capítulo, entender que Lain se está volviendo en algo mucho más grande, en algo superior. Y esta transformación ocurre lentamente, con mil y un elementos a tomar en cuenta en el universo de la señorita Iwakura. Extender un poco más lo que tomó la serie, hubiese sido fatal. No era necesario, pues ningún cabo queda suelto. En ese sentido, uno siente alivio de haber sobrevivido al espectáculo visual de la serie, un poco cansado pero satisfecho.

“¿Qué es ser Dios?”: La referencias religiosas en la Serie
No podemos hablar de la serie sin tocar el tema de la religión. El concepto de Dios es debatido incontables veces durante el desarrollo de la misma. Lain alcanza un estado tal que podría ser considerada como algo superior, pero ¿eso la vuelve Dios? ¿El que te sigan, te amen, estés en todas partes, lo conozcas todo, es suficiente como para calificar como uno? Por último ¿qué es Dios? ¿Dónde está? ¿En la Wired o en nuestro mundo "real"? ¿Y si qué tal si la red y el mundo real fuesen una sola cosa, podríamos ser dioses en ambos?
La confusión es buena, nos hace plantearnos el origen de todo. Pues bien, SEL lo maneja de una manera más que satisfactoria, aunque no nos ofrezca la respuesta definitiva a todo lo planteado. La conclusión de la serie, es que el concepto de "Dios" está muy subestimado. Todo el mundo parece creer saber lo que es una entidad superior, cuando en realidad están sumamente confundidos.
Eiri Masami, el antagonista de la serie, nos plantea el tema de Dios con tal maestría, que de ser un actor de carne y hueso, se hubiese hecho merecedor de un premio de la Academia. Su debate de conceptos y poder contra Lain fueron impresionantes.
Masami, como el creador del 7mo protocolo de la Wired, nos demuestra que estuvo presente desde el principio. Aunque no era, quizá, el todopoderoso que proclamaba ser, su figura aportó mucho. 
Desde luego, Lain puso a prueba su propia teoría de lo que "es ser Dios" y gana en un enfrentamiento final, puesto que ella sí posea una presencia física (un cuerpo) en el mundo real. ¡Vaya ventaja! ¡Echó por tierra todo el disparate de Masami y lo mandó a donde pertenecía! Y de donde no podría salir jamás. Después de todo, no puedes ser Dios cuando no eres capaz de traspasar tu propio reino para ver afuera. Dicho de otro modo, no puedes ser Dios cuando no eres omnipresente... ¿o sí?

“Lain merece un abrazo”: Conclusiones y Recomendación
Es muy simple. Serial Experiments LAIN es uno de esos animes que quedan para la posteridad. A pesar de su alambicado tema, logra cumplir sus expectativas y llena de intriga al espectador interesado. Las teorías de conspiración, los simbolismos empleados a la hora de hablar de la red y los subtemas tan bien manejados, hacen pequeña esta crítica. Lain, como personaje, enternece bastante no por ser estéticamente como las típicas "chicas de anime", sino por lo complejo de su personalidad, y porque TRATA DE SER HUMANA con tantas ganas que causa admiración.
Por otro lado, los demás personajes cumplen su propósito. Alice, la única amiga de Lain, toma el papel de ser humano "normal" y promedio dentro de la serie; los padres de Lain son una buena representación de cuán indiferentes pueden ser los adultos con respecto a sus hijos quizá, sumergidos en sus propias preocupaciones; Eiri Masami es el malévolo megalómano que trabaja los hilos de la confusión, y pues, el resto de personajes están bien para el tiempo breve que aparecen en pantalla.
Mi recomendación, para aquellos ansiosos por degustar temas complicados y vivir la animación perdida de los años 90, es que pongan a SEL como prioridad en su lista. No hagan lo mismo con otros que no puedan con este tipo de series porque no les va a gustar. Repito: ¡no insistan en ello! SEL tiene su público y es uno que sí tiene paciencia y respeto por los trabajos bien hechos, bien construidos, bien desarrollados.
Si tuviera que elegir un dios con nombre, probablemente me gustaría que se llamase "Lain", dicho a modo de gracias. Y, tal y como coloqué como título, le daría un fuerte abrazo. La serie se quedará con ustedes para siempre, no lo duden.



---------------------------------------------------------------------------------------
Escrito por: Juan Carlos [The Agent]
Imágenes sugeridas y capturadas por: Kuroneko
Código: LAIN077

No hay comentarios:

Publicar un comentario