miércoles, 30 de julio de 2014

*Reportajes del Mundo del Anime #6: PATLABOR [Trilogía de películas]




Me iba a tomar mi tiempo para éste. ¡¡CLARO QUE SÍ!! Si es una de las trilogías que más disfruté (y decir eso de una serie Mecha, en mi caso, ya es decir bastante creo). La serie, vamos por lo principal, es un poco antigua para los de esta generación. Pero en serio, es una serie que vale la pena ver. Esta entrada no hablará mucho sobre ésta ni tampoco la serie de OVA´s que salieron después. 
Las películas corresponden a un plano diferente. Si quieres, como una realidad alternativa a lo que vimos en la serie, aunque pareciera que hay una continuidad por momentos. La razón de esto, es que PATLABOR es de licencia libre y por ello, muchos directores se han animado a dirigir sus propias perspectivas y visiones de la serie. Las películas son un claro ejemplo de ello. Mamoru Oshii hizo las dos primeras, y luego una tercera que fue co-dirigida entre Takuji Endo y Fumihiko Takayama. Vamos a analizar cada una.




Mamoru Oshii, apodado
"el sabueso directo"
del anime.
Prmera Película: "Una Nueva Visión"
Mamoru Oshii es un genio. Basta revisar su filmografia para darse cuenta que no es cualquier "pepe de la esquina" a la hora de poner en el celuloide sus ideas sobre la producción que desea realizar. 
En el caso de la primera película, lo que hizo fue entregarnos más y de una mejor manera lo que ya habíamos visto a lo largo de las series: una buena trama. Mezcla de tensión, religión, crítica social, conspiración y demás temas que van tan bien en una película, como los ingredientes de un delicioso almuerzo criollo.

Nos ubicamos en la construcción de una gigantesca plataforma llamada "el Arca". Sin embargo, dentro de los nuevos modelos Labor que salen al mercado, se detecta un extraño virus que empieza a afectar los sistema de navegación, causando estragos en la ciudad. Es entonces cuando la famosa 2da Sección del Departamento de Policía Especial Metropolitana de Tokyo (abreviaremos como SV2) decide investigar el caso. La película nos sumerge en una complicada red de extraños acontencimientos que, por alguna razón, están conectados uno con el otro, apuntando al fallecido programador del proyecto Babylon Eiichiro Hoba, un genio obsesionado con la tecnología labor, los pasajes bíblicos y la "limpieza" de la saturada Tokyo. 

Veremos cómo el caso irá escalando hasta llegar al clímax de la crisis labor, gracias a las investigaciones del carismático sargento Asuma Shinohara y bajo la tutela del astuto comandante Kiichi Goto. Éste último, tras enviar secretamente al detective Takahiro Matsui para seguir las pistas de Hoba, encuentra el propósito y el mensaje oculto que el programador siempre quiso dar, tan solo re confirmado más tarde con el perturbador hallazgo de Shinohara. Tokyo está creciendo sin sentido alguno, matando terrenos, volviéndose un monstruo tecnnócrata que consume sin una conciencia responsable. Y de esta forma, el funcionamiento errático de los labor haría que la población "recordase" lo que había perdido con el avance.

Obviamente, nuestros héroes se encargan de destruir los propósitos de Hoba, realizando estrategias y todo lo que tanto nos gustaba de la serie. Pero, no hay que ser un genio para darse cuenta de la crítica directa a la que Hoba hacía no sólo en Japón, sino con el mundo entero. El comandante Goto se toma su tiempo para "meterse" en la mente del terrorista fallecido, encontrándole lógica. Inclusive, el detective Matsui llega a ver el mensaje esparcido por diferentes puntos de la ciudad, asintiendo a la razón de este hombre. Es por eso que la película impacta en el espectador, porque, de alguna manera, a pesar de que la SV2 detiene la obra de Hoba, nunca se pone en duda el hecho de que el antagonista tenía la razón. Aunque tal plan, no era el modo de hacer "despertar" a las personas del suelo falso que vivían. No era la manera.
A modo general, como para iniciar la trilogía de las películas de Patlabor, esta entrega lo hizo sumamente bien, con una posterior masterización para que los colores, trazos, música y acabados finales se viesen tal cual Mamoru Oshii lo deseaba. Pero la historia de los labors apenas iniciaba...

Segunda Película: "El terror Fantasma"

En 1993, Production I.G. y Oshii vuelven a la carga para traer la secuela de la primera película. Patlabor 2 se desarrolla en un Tokyo 3 años posterior al intento terrorista de Hoba. Nuestros personajes principales ya han cambiado de rol, y algunos pasaron al retiro permanente. La capitán Shinobu Nagumo se encuentra en una de las autopistas centrales, relajándose tras una conferencia internacional. Y de pronto, lo impensado sucede: un misil vuelva uno de los puentes en Tokyo, agitando a la población, los medios y el Gobierno en general. Es así, como una oleada de extraños atentados asedian la ciudad nipona, creando descontento por parte de los dirigentes y mandos superiores, confrontando a la policía con el ejército y poniendo al país en un paranoico estado de emergencia.
Mientras Goto y Nagumo analizan el caso, un extraño inspector de Inteligencia llamado Shigeki Arakawa presta sus servicios para servir de informante frente a los acontecimientos, dando datos y pistas sobre el posible responsable de la operación terrorista: Yukihito Tsuge, un ex coronel que se creía perdido tras una derrota de guerrillas en Camboya en 1999. Este hombre no sólo planeaba dejar en ridículo al gobierno por la falta de decisión y control que lo perjudicaron hace tantos años, sino también el reencuentro con una vieja y "muy querida" amiga del pasado. Es entonces, cuando la película libra un intenso debate de poderes, en el que no sólo veremos cómo el miedo puede afectar a toda una nación en general (sobre todo por la amenaza de una guerra próxima con la potencia americana), sino también el conflicto interno de un personaje clave, quien no puede aceptar el presente ni escapar del doloroso pasado al cual sigue aferrándose tristemente.
Particularmente, la segunda entrega de Patlabor supera con creces a las primera, no sólo por el antagonista y sus propósitos consumados, sino porque crea una atmósfera de tensión tan efectiva que no logras deducir el final del problema ni por un segundo. Tsuge es un genio superior a Hoba, y logró mucho más daño a Japón de lo que Hoba hubiese deseado. Todos nuestros personajes, por primera vez, se encuentran sumidos en la impotencia absoluta, incluyendo al mismísimo Goto quien toma acciones extremas para salir adelante.
Es un film con mucha crítica, pero con sentimiento también. Nagumo nos ofrece esa parte sensible del film, donde exploramos un lado suyo que no conocimos en la serie. Y por ese aspecto, la película gana mucho.
Casi al igual que la anterior entrega, el renovado SV2 logra atrapar a la cabecilla de la operación, pero tal y como sentimos previamente, no es una victoria absoluta. Se pierde mucho, demasiado como para decir "es un final feliz". Esta no es una película fácil de digerir para cualquiera, un segundo de distracción y dejaremos de sentir la magia de la misma. Recomiendo verla lúcido y atento a todos los detalles. El mensaje final puede que deje pensando a más de uno: "la paz, es simplemente, la ausencia de guerra. ¿Cuánto tiempo nos queda antes de que inicie la próxima?".

Tercera Película: "Un Monstruo Humano" 

Lamentablemente, tanto Oshii como el estudio I.G. dejaron el proyecto de Patlabor tal cual estaba, dejando a un lado la línea de películas para otros directores. Y eso fue lo que pasó. Takuji Endo toma la batuta y con el apoyo del estudio Madhouse, nos traen en el 2001, la tercera y última entrega de la saga de películas.

WXIII: Patlabor The Movie 3, nos ubica entre la primera y segunda películas anteriores, donde ya no son los personajes de siempre los protagonistas. A cargo de dos detectives: Takeshi Kusimi y Shinichiro Hata, un extraño caso de accidentes anormales empiezan a surgir casi simultáneamente, y sin una conexión lógica aparente. La SV2 está involucrada también, pero ellos no son el enfoque principal de investigación (por más extraño que suene), tan solo cuando se desvela lo que ha estado causando todo el alboroto, las fuerzas del orden deben unir fuerzas para atrapar la amenaza y destruirla. Pero ¿es un terrorista? ¿un grupo secreto? ¿O quizá tenga relación con los experimentos secretos de un laboratorio bio-médico? Lo cierto es, que una bella mujer llamada Saeko Misaki está involucrada en el caso, el cual tiene por nombre: "el desperdicio Nro. 13".
 No hay mucho más por decir, tanto la premisa como el desarrollo se vuelven progresistas hasta revelar lo que ha estado causando estragos en la bahía de Tokyo. Fue una total sorpresa el cambio de antagonistas en la saga de películas, pero tampoco era algo fuera de contexto. Patlabor ya había utilizado experimentos que estaban relacionados con monstruos y demás a lo largo de la serie, por lo que WXIII regresó a eso.

Lo único que quizá pueda presentar como queja, quizá, es el hecho de que la película se tomó mucho tiempo luego de que la criatura es revelada finalmente. No había necesidad de seguir extendiendo los hechos. Sí, fue también impactante la relación entre el Desperdicio nro. 13 y Saeko Misaki, pero podría haber sido hecho en una cantidad menor de tiempo. También está el detalle de que Goto, Shinohara, Noa y los demás casi no tengan mucha participación aquí. De hecho, casi NO SE USAN los labors en esta entrega... salvo la parte final, pero aún así, es muy poco tiempo en escena. Debo admitir que más me agradaron los primeros films. Éste pudo haber sido desarrollado a modo de dos OVA´s o dentro de un episodio, pero no como para una película. Sin embargo, soy consciente de que es ésta mi crítica y la de nadie más. 
Así que no se lo tomen a pecho, la tercera entrega me gustó pero no tanto como las anteriores. 

Conclusión: "Una trilogía desvalorizada" 

No es justo que una saga de películas de este calibre pase desapercibido por los fans del anime. No creo que puedan encontrar trabajos de tan buena calidad, hoy en día, que le lleguen a los talones de Patlabor. Es una serie que cambió muchas cosas, el modo de ver a los Mechas y sus tripulantes. No entra en la filosofía compleja de Evangelion o RahXephon, ni tampoco ofrece los exagerados combates de los animes actuales con robots y demás... pero encuentra el balance y nos da un poco de todo, de un modo atractivo y sincero.
Date un tiempo y anímate a deleitar tus ojos con las obras de Patlabor, una noche que no tengas nada que hacer. La música podrá ser apreciada en todo su esplendor, pues es uno de los factores más importantes en la "hermosura" de la trilogía. La SV2 seguirá activa por mucho tiempo más, para la felicidad y nostalgia de los entendidos con la serie.



---------------------------------------------------------------------------------------------
Crítica por: Juan Carlos [The Agent]
Imágenes sugeridas por: Kuroneko
Código: PA21TLA4BOR42

2 comentarios:

  1. Excelente tu critica! Concuerdo contigo, Patlabor es increíble, y es una pena que las nuevas generaciones no lo conozcan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el trabajo debería ser más difundido. Contiene muchos diálogos muy interesantes. Muchas gracias por dejar tu comentario. Saludos!! :D

      Eliminar