sábado, 3 de enero de 2015

*El Ojo Diligente: Toma #5 [-V For Vendetta-]


¡¿Anonymous?! No para nada. Aunque la máscara se ha vuelto más que popular debido a su uso cibernético como una señal de propuesta, lo cierto es que el material del cual proviene puede llegar a causar el mismo efecto sobre quien lo lee o ve. La historia de “V for Vendetta” nos muestra un futuro no tan alejado de la realidad, con fuertes matices políticas, dramáticas y escenas de acción características del estilo Wachowski (o sea, en slow motion).
En este review, te vamos a dar toda la info que necesitas para comprender de lleno la obra original del genio Alan Moore, una que ha influenciado indiscutiblemente en la cultura pop contemporánea, no sólo por los ideales que aporta a la juventud enardeciente, sino porque es una muestra efectiva de buen arte, de buen cine, alejando de toda la parafernalia exagerada y media caricaturesca de los films sobre héroes y super-héroes.

Antes de la Revolución: Sobre V en el Cómic

El personaje de V fue creado por Alan Moore y David Lloyd como el icónico enmascarado de su serie de diez números limitados, allá en 1875. Sin embargo, tan efímero como el mundo distópico que ambos autores pretendían plantear, no pudieron ser publicados en su totalidad hasta que DC aceptó lanzar los diez números en 1988. Todo este tiempo de 18 años, sirvieron para moldear no sólo al personaje, sino también a la sociedad que deseaban retratar.

A primera vista, un loco. Pero cuando lees sus trabajos, te das cuenta de la verdad.
Alan Moore es un genio para todo lo que te gusta leer en los cómics.
Uno se pregunta ¿por qué Inglaterra sobre todos los países? Más que nada, fue por causa de una mujer muy importante para la época de creación del cómic, y hablamos de Margaret Thatcher, la figura femenina más influyente en la política de Inglaterra, tanto por su régimen estricto como por su actitud déspota. El dúo de autores iba a retratar una realidad alternativa en 1997, donde el partido laborista de Inglaterra gana las elecciones sobre el partido conservador, quitando toda señal de armamento nuclear norteamericano en su país, sobreviviendo a una guerra nuclear entre euroasia y américa. Todas estas cosas sentaron el escenario para que el enmascarado con el rostro de Guy Fawkes, pudiese blandir sus espadas bajo el grito de la disconformidad, la justicia y el deseo de libertad de expresión para todos.

¡Estalla la revolución!: La adaptación cinematográfica
La película fue estrenada en el 2005, bajo la dirección de los hermanos Wachowski y con roles protagónicos de Natalie Portman y Hugo Weaving (en la voz de V). La adaptación incorpora los elementos clásicos que los Wachowski siempre utilizan en sus films, pero con una visión fresca de la obra de Moore. Aquí, vemos que hay varias diferencias con respecto a la novela gráfica.
Según la película, tras finalizar la guerra nuclear y el armado complot biológico de una enfermedad sin cura, Inglaterra prevalece como sobreviviente, pero bajo un régimen fascista, encabezado por los líderes de un partido laborista que se hizo con los votos de quienes hallaron en éste, esperanza para los afectados por el virus. La cura se halla, se comercializa y el éxito del partido se refleja en los votos de la mayoría. Al mismo tiempo, el gobierno ha venido realizando una serie de horribles experimentos con los encontrados “contrarios” a los ideales del Estado: homosexuales, islamitas, insurrectos, y otros van a dar a las instalaciones secretas de las fuerzas militares.
Entre los cientos de individuos utilizados como conejillos de indias, resalta uno que sobrevive a las pruebas. Es el paciente de la habitación V. Pero todo el experimento se viene abajo tras una explosión, en la cual este hombre logra escapar, jurando venganza contra el Gobierno, en una causa justificada por los múltiples abusos del partido contra quienes van en contra de sus “ideales” distorsionados.
Tras ello, años después, el destino quiso que este hombre (quien ahora porta una máscara de Guy Fawkes), se encuentre con Evey Hammond, una trabajadora de la industria televisiva, quien debe prostituirse para obtener dinero. Tras rescatarla de un grupo de señaladores, V e Evey inicia una complicada relación donde uno será el maestra y la otra su aprendiz momentáneo. Sin embargo, esto no modificará en lo absoluto los planes de V, quien apenas está iniciado su oleada de ataques contra el Estado, a través de los medios, atentados terroristas y cazas “personales” de los peces gordos tras el experimento con los retenidos.

Posiciones neutrales: La Recepción General

Tras el estreno, una tormenta de críticas vino rauda y veloz para hacer justicia a la obra visual y escrita. Y el tema va, básicamente, entre las diferencias entre el cómic y la película. Ni hablar de la audiencia conservadora, quienes saltaron al instante cuando en la película se trató los temas de libertad homosexual e islamismo siendo atacados por la iglesia católica (lo cual resulta irónico porque eso es justamente lo que hacen estos extremistas). Pero bueno, vamos a nombrar algunas de éstas diferencias.
Para empezar, el destino del político conocido como “la voz de Inglaterra” sucede de un modo muy distinto en la película, donde es asesinado mientras toma una ducha. En el cómic, el político es más bien “torturado” psicológicamente, al ver cómo su colección personal de muñecas arde en el fuego de un horno, quedando tartamudo. Por otro lado, la relación entre Evey Hammond y V era más platónica que romántica en el cómic, sin confesiones amorosas al final ni nada semejante. La reacción del pueblo ante la caída del partido laborista también es diferente, siendo mucho más violenta, más reactiva. Y por último, el incidente biológico de St. Marry ocurre exclusivamente en la adaptación cinematográfica. En la novela, el partido nunca armó un complot para ganar las elecciones, sino que fue elegido y mantenido por el pueblo, por un asunto de apatía general.

La portada de la primera entrega de la serie de diez números.
Vemos que se conservan los rasgos clásicos del personaje en el film...
Aunque no del mismo modo en cuanto a los detalles en la trama en el cómic.
A pesar de todo esto, el segundo creador, David Lloyd, se mostró complacido con la adaptación y aceptó que su nombre apareciese en los créditos. Todo lo contrario ocurrió con un descontento Moore, quien pidió que no fuese nombrado en los créditos de la película, al notar cómo se había variado drásticamente todo lo que había diseñado.

Y ahora viene nuestra opinión. La película está relatada a manera de puzzle. Es decir, que uno debe ir armando relación entre las escenas que se nos presentan, combinando hechos pasados, presentes y, en raras ocasiones, futuristas. Es por ello, que la expectativa crece a medida que uno se va insertando más y más en la trama. Las escenas dramáticas están bien logradas. Y V es tan sarcástico y misterioso como el plan que anda tejiendo, siendo revelado minutos antes de acabar el film. A pesar de la diferencia con la novela gráfica (sí, la estoy leyendo ahora), debo decir que cada una brilla por sus propias virtudes. Es una adaptación, implica un “cambio” para hacerlo más dinámico, no una puesta en escena de cada recuadro con diálogo presente en el cómic. A veces, las personas confunden esto (inclusive los críticos más especializados). Y sí, hay que poner de lado la preferencia por un género y ser lo más profesional posible a la hora de generar crítica. Es por ello, y por todo lo anteriormente dicho, que recomiendo ver V For Vendetta, aún si se aleja de su original obra gráfica. Inclusive, recomiendo chequear la película primero para gozar plácidamente del contenido maduro del escrito. Pero es sólo una recomendación.

Y, ya cerrando el review, da gusto que una obra así haya repercutido de tal modo en la sociedad, que muchos jóvenes salen a las calles, protestando de la misma forma que el enmascarado blanco lo haría con capa, espada… y una máscara de Guy Fawkes. El valor de defender lo justo, la libertad de expresión y la igualdad de derechos, sin importar raza, lengua ni sexualidad, valen el símbolo de la máscara que V portaba. Pues, como él mismo diría: “Detrás de esta máscara hay una idea. Y las ideas son a prueba de balas”.
---------------------------------------------------------------------
Review por: Juan Carlos [The Agent]
Imágenes sugeridas por: Kuroneko
Código: VS5A3AKTA

No hay comentarios:

Publicar un comentario