sábado, 17 de enero de 2015

*El Ojo Diligente: Toma #6 [-CONSTANTINE-]

De acuerdo a las últimos estrenos en cartelera, algo indica que el género del terror ha optado por enfocarse en los formatos Found Footage para poder realizar sus producciones de manera un poco más “convincente” de lo que los estándares siempre ha establecido. La verdad es un género que se está echando a perder. Lo curioso es que, dentro del Found Footage, se ha incluido el tema de las posesiones y exorcismos. No necesitamos ser unos expertos en la materia para deducir que, en pocas palabras, a Hollywood se le están acabando las ideas (y mucho más rápido de lo planeado, al parecer). ¿Y a qué viene todo esto? Bueno, ya que estamos abordando el tema de los demonios, es hora de hacerle la crítica a un film que presentó lo mismo, pero desde un punto de vista mucho más fresco del que los Found Footage de ahora pretenden hacer. Así es. Keanu Reeves vuelve a la carga enfrentando demonios y ángeles en la película de acción y terror basada en el bizarro cómic de Hellblazer. Estamos hablando de CONSTANTINE.

PRELUDIO DE LA ADAPTACIÓN DEMONIACA
Nuevamente debemos citar a un genio. Mucho antes del V for Vendetta, Alan Moore había creado al personaje como un secundario en Swamp Thing de 1980, cediendo los derechos del título para los que deseaban explotarlo por medio de una serie regular en 1987. Pero lo más importante de ello, no es su origen, sino su esencia como un exorcista presos de sus propios vicios, incapaz de tomar seriedad sobre ninguno de sus GRANDES problemas y, para colmo de males, resulta ser un auténtico cazarrecompensas cuando de salvar su propio pellejo se trata.
Ahora si nos basamos en todo ello, ¿qué pasó en la versión cinematográfica? ¿Se respetó lo que los autores originales hicieron o fue tan solo una infantil pincelada del aterrador mundo de Jhon Constantine? Vamos a averiguarlo.

Uno de los híbridos enviados para ejercer "buenas influencias" sobre los humanos.
Jhon Constantine, en el cómic, es de Liverpool, Inglaterra. Sin embargo, en el film hace todas sus actividades paranormales y renta un apartamento en la ciudad de Los Ángeles. El aspecto físico no es muy semejante al Constantine original tampoco. Aunque en términos de actitud y reacciones, podríamos darle una calificación justa. ¿La historia? Fue tomada en base a algunos arcos originales de la novela gráfica y se incluyeron a personajes que sí aparecen a lo largo de la saga. Ahora vamos de lleno al film.

TESTIGOS DE CONSTANTINE
La película nos lanza de llano en el interesante mundo infernal que fue construido con los efectos especiales del equipo técnico especializado en la creación de escenarios y criaturas para las películas. No es necesario decir que hay toda una construcción previa para lo que el film depara, en cuanto ingresa Keanu Reeves como Jhon Constantine en escena, las cosas se ponen mucho más interesantes de que lo se creía. El primer caso corresponde al de una niña asiática, presa de un demonio que, por unos breves segundos, es capaz de “pasar” a nuestro plano.

Las alimañas del inframundo, con quienes Jhon combatió por mucho tiempo (en su plano).
Ante la duda, Jhon empieza una investigación personal entre lo que creía conocer y lo evidente: que el círculo del inframundo se está liberando, preparándose para un gran evento. Claro que, en el transcurso aparecen intrigantes personajes como Midnight, dueño de un club nocturno donde ángeles y demonios convergen; Balthazar, un egocéntrico y muy confiado enviado de Lucifer para actuar como híbrido en la Tierra, manejando influencias; Gabriel…ya sabes quién es ¿no? Aunque aquí juega un rol siniestro; y la hermosa detective Ángela Dodson, cuya hermana cometió suicidio y por ello, todo el meollo del asunto por servir como el reemplazo de incubación para el hijo de Lucifer.

Isabel, la hermana de Ángela, quien cometió suicidio y envió un mensaje a Jhon Constatine para ayudarla.
La película ofrece momentos memorables, trabajados, sin pausas, ayudados por una estela de efectos visuales que hoy en día, aún siguen impresionando en algunos matices. Claro, es lógico en el peor de los casos, que no a todos les guste la idea de un infierno semejante a una ciudad que ha sido devastada por un ataque nuclear (por lo que hemos podido leer por ahí). Sin embargo, es el concepto mismo de un “plano” equivalente al cual se vive, y la teoría de la fragilidad del tiempo que no parece transcurrir cuando morimos…y que, en el caso de los condenados, es un tormento constante e infinito. Jhon lo había vivido en una ocasión, apenas unos minutos, y fue toda una vida de supervivencia y adaptabilidad en aquel terrible espacio. Creo que la idea, de por sí, es poderosa por invitar al espectador a razonar un poco sobre su condición futura en el otro mundo (u otro plano, en este caso). La conversación entre Lucifer y Jhon es igualmente interesante, por de decir apoteósica cuando el Señor de las Tinieblas se encarga personalmente de un Gabriel, quien sería relegado a vivir como mortal por su desobediencia.
Lucifer, entrando en la sala principal para detener los planes de su insurrecto hijo.
YA, AL DIABLO: LA CONCLUSIÓN DE CONSTANTINE
La película es un apartado de lo que originalmente habíamos visto en el cómic, y de eso no hay vuelta que darle. A pesar de que en los títulos iniciales aparezca VERTIGO y DC CÓMICS como las casas que obtuvieron la licencia de distribución de la novela gráfica, no hay que emocionarse mucho y simplemente debemos aceptar que es una ADAPTACIÓN de lo que hemos leído. Así que, sí, hay que verla para comparar y sacar una opinión sólida y constructiva (como la que lees xD).

El ángel Gabriel, quien tenía planes escondidos, pese a las órdenes santas de su Señor.
La interpretación de Keanu Reeves va acorde al desinterés del personaje de Jhon para darle todo ese énfasis que necesita para declarar: “vengo a matar demonios, y la verdad, me importa poco lo que vaya a pasarle a los demás…con tal de que me salve yo”. Sí, es un oportunista, pero en todo ese proceso, toma la chance para con la hermana de Ángela, y eso varía las cosas por mucho. No sabemos si Jhon Constantine ha sido capaz de hacer algo tan ajeno a sí mismo como sacrificarse por alguien, pero al menos queda claro que se intentó explorar la complicada vida del personaje. Y para bien o para mal… ahora tendremos una serie del mismo, la cual respeta el look y el origen del exorcista fumador. Veamos qué tal le va con las críticas.
----------------------------------------------------------------------------------------
Crítica realizada por: Juan Carlos [The Agent]
Imágenes sugeridas por: Kuroneko
Código: 53C56STN3NE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada