domingo, 29 de marzo de 2015

*Influyente en Obras #6: FANTASIA 2000


Fantasía. ¿Qué es exactamente? Es una ilusión, el sueño mismo embellecido por nuestra mente, a través de armónicos paisajes y una paz inalterable que nos tranquiliza. ¿Y cuál es el modo de cumplir nuestras fantasías inalcanzables, cuando somos niños? Si bien, nunca lo notaste, fue la música la que se encargó de hacer ello.
En esta oportunidad, vamos a retroceder un poco en el tiempo, al año de 1999, cuando las salas de cine aún se dignaban a proyectar material original, sin caer en los clichés de las animaciones actuales (casi todas) producidas en CGI avanzado. Sí, niño de los 90´s, éste post va dedicado a todos los que nacimos en aquella época. Y los que no, pues no se sientan excluidos, porque este podría ser su boleto gratuito a una época mejor. Hablemos entonces, de FANTASÍA 2000.



"Poster promocional de FANTASIA,
durante los años 40."
Antes de la Fantasía
En el año de 1940 (¡hace poco no más!), el Sr. Walt Disney, estrena la película Fantasía, la cual es contemporánea con Pinocho y, según su filmografía, después de Blancanieves y los 7 enanos. Debido a que, por ese tiempo, la película de la marioneta que deseaba ser un niño de verdad y por fumar weed se vuelve un burro, terminó traumando a más de uno (y lo sigue haciendo hasta el día de hoy), la otra producción de Disney no tuvo el éxito que se deseaba. Pero más tarde fue reconocida como un “puente de la animación”, un nuevo género que rompía todas las barreras existentes, incluso la del sonido (?). Ya que a la crítica la gustó, el público reaccionó más o menos bien, y uno de los sobrinos de Disney necesitaba tener plata, en 1999 se decide re-hacer la obra original con varios trabajos musicales independientes y uno repetido como parte del aniversario.
En fin, el Sr. Roy Edward Disney reúne a todo un conjunto de directores con el objetivo de hacer algo semejante a lo que su tío hizo en los 40´s. De este modo, el proyecto Fantasía 2000 se vuelve una realidad y se compone de igual forma, a través de un conjunto de secuencias mudas que son acompañadas por piezas musicales selectas. Es aquí donde la magia empieza…


Viendo el film (o escuchándolo)
No me interesé en ver la película cuando ésta fue estrenada, debo admitir. Más que nada por algunos comentarios de terceros que afirmaban que ésta sería muy aburrida para los niños. Y como por esa época, yo daba crédito a todo lo que escuchaba, opté por dejar la película de lado. No fue sino hasta algunos meses después, que mi padre la compró en V/H/S (¡Oh, esas épocas!), y me senté a ver la película. En silencio, maldije a la persona que aseveró lo aburrido del film. Supongo que algunos no nacen con el gusto de disfrutar la buena música, o simplemente son muy apáticos. Y desde ese momento aprendí que uno debe ir a la sala de cine y juzgar, no dejarse llevar por la opinión de terceros (¡los odio!).
Volvamos al tema. La película fue conmovedora desde el inicio. Así que vamos en orden…
A)  La secuencia de las palomas de papel origami (o eso supongo que son), acompañadas por la Sinfonía n° 5 de Beethoven, nos muestran el “origen” de las cosas, el enfrentamiento entre el bien y el mal, y la posibilidad de triunfar sobre la adversidad. Todo a través de simples formas geométricas animadas.

"Escena de la Via Lactea, representada a través de las aves Origami de luz y sombra.
Fue una de las primeras veces, que pude percibir la representación abstracta de la belleza musicial"
B)    Pinos de Roma es, sin lugar a dudas, una de mis favoritas. La escena de las ballenas que pueden volar alrededor de una tierra congelada, alcanzando los límites del mundo celestial, con la luz del sol brillando de forma intermitente, es una obra de arte absoluta. La música de Ottorino Resphigui encaja perfectamente con las escenas de búsqueda, tristeza, temor y victoria.

"Las ballenas se roban el show, a lo largo del corto que detalla su viaje al cielo.
En éste se puede apreciar el uso de animación 2D y 3D, un estilo nuevo para la época."
C)    Otra de mis favoritas, si no es la que más disfruté de niño y que aprecio ahora de adulto. El jazz y la música orquestal se unen y forman Rhapsody En Azul, de George Gershwin, la cual complementa el diario vivir de la urbe neoyorquina de los años treinta. Se enfoca en varios aspectos de la ajetreada vida de un citadino ordinario. Primero, el obrero que sueña con ser músico, una niña que tiene de todo menos el tiempo y cariño de sus padres, el acomodado esposo que sirve a su mujer materialista (¿un “cosito” de los 30?), y un entristecido señor que no ha podido conseguir trabajo y que necesita dinero. Sin lugar a dudas, un retrato de una realidad no muy distinta a lo que se vive ahora.

"El estilo del tercer corto fue sumamente particular por ser, además de muchas cosas,
una mofa de la sociedad americana de los años treinta." 
D)    La historia del soldadito de plomo, si bien, no es mi favorita por razones personales (más ligadas a una versión del cuento que me desagradó de niño), está bien animada y permite que el Concierto para piano n° 2, Allegro, Op. 102 (de Dimitri Shostakovich) fluya a modo de soundtrack para todos los momentos concebidos en el corto.
E)   Ok. Bueno, la más entretenida y menos simbólica de todas las adaptaciones de piezas es la secuencia del flamenco y el yoyo. No hay mayor ciencia. Para quien escribe, es simplemente un descanso de todo lo que se vio antes y todo lo que vendrá después. Aunque ello no quiere decir que no corresponda con su base sinfónica, Carnaval de las Animales, de  Camille Saint-Saëns.
F)     Nuevamente, se utiliza “El Aprendiz de Brujo” como única secuencia original del film de los 40´s. Si bien, resulta entretenido tener en pantalla al personaje favorito de Walt Disney, no es como para echarle rosas y laureles a la secuencia (por lo menos, hablo de un modo muy personal). Sin embargo, es una buena secuencia de aventura, desobediencia, consecuencia y aprendizaje. Por cierto, ¿a alguien más le parece que la escena de Mickey cortando a la escoba con hachazos, la primera vez desde la sombra, es un poco sugerente?

"El único corto que se mantuvo permanente a lo largo de las dos FANTASÍA.
Mickey, ya por este entonces, estaba entrando en un periodo de decadencia que necesitaba ser reforzado."
G)   ¡Oh, pero claro! ¡Si ya habíamos visto a Mickey ¿por qué no al pato Donald?! La idea de tomar al cascarrabias de Donald y colocarlo en la historia de Noé y el Arca… resulta un poco extraña, sobre todo si se considera que el objetivo era desprenderse un poco de lo “clásico” de Disney, y presentar cosas nuevas. Pero bueno, la secuencia resulta entretenida, mas no fuera de lo convencional (al contrario de los primeros tres cortos). Pompa y Circunstancia, de Sir Edward Elgar, encaja con la secuencia, la cual se vuelve amena para quien la ver por primera vez. Y definitivamente, dependiendo de las creencias de cada uno, será un motivo de revisar la secuencia en navidad (se presta para ello).
H)   La película muestra su mejor carta para la secuencia final de la hija de la naturaleza y el pájaro de fuego, ambas muy simbólicas pero poderosas en mensaje. La idea era representar el concepto de vida, muerte y resurrección, y la elección de El Pájaro de Fuego (la versión de 1919) de Ígor Stravinski, le da al corto la intensidad que necesita, digna de un cierre para el film que estamos atestiguando.

"La escena previa al consumo absoluto de la vegetación, por parte del ave de fuego, es una de las
más recordadas por mi persona. La representación del poder maligno en este corto es simplemente impresionante."

Percepciones y Conclusiones
Estas secuencias fueron vistas por mi persona innumerable cantidad de veces de niño, y se volvió una base musical selecta que siempre primó a la hora de crear historias. Por ello, quien escribe, muy difícilmente puede concebir algo sin la oportuna ayuda de la música. Porque ésta última es una parte importante de una historia, sin la cual estaría incompleta.
FANTASÍA 2000, entonces, muestra altibajos ocasionales, pero no por el lado animado, sino más bien, por los intermedios que casi no aportan mucho a lo que se nos presenta. Esto es, los chistes que no han sido trabajados adecuadamente, o que simplemente, desencajan de la atmósfera inspiradora que se pretende crear.

"El director de orquesta camino hacia el centro, alistándose para iniciar la exposición de cortos
por medio de la música seleccionada para el film."
 Por lo demás, cada corto posee su encanto. No todos serán una joya, como se pretendió en un inicio, pero al menos se cumple con el propósito de presentar animación muda, acompañada por bellas armonías que nunca van a quedar en el olvido. Al menos, no para quien pudo ver este último intento de Disney, por retratar un “musical” como debería ser presentado. Ojalá pueda alcanzar a ver, algún día, un “Fantasía 3000” (y espero que el título no sea para nada referencial al año de su estreno).
------------------------------------------------------------------------------
Crítica por: Juan Carlos [The Agent]
Imágenes sugeridas por: Kuroneko
Código: 5233a66dafsia65

1 comentario:

  1. Una de las mejores peliculas animadas de Disney por lo menos para. Y la musica excelente. Gracias por el review como siempre EXCELENTE!!

    ResponderEliminar