jueves, 2 de abril de 2015

*Reportajes del Mundo del Anime #12: Tokyo Ghoul (1ra Temporada)


Se ha vuelto más popular que el resto de los estrenos de temporada del año pasado. Y no es por gusto. En realidad, cuando lo comparamos con todo lo que generalmente sale de estos estudios nipones que casi ya no producen nada interesante o nuevo, lo cierto es que cuando uno trata de romper el margen de lo convencional, suele resaltar muy fácilmente. Claro que, ello no quiere decir que por ser lo mejor del montón, sea necesariamente la última perla brillante hallada en el fondo del mar. Y desde aquí ya estamos aclarando: Tokyo Ghoul (1ra temporada) es buena, pero tiene ciertos elementos que la hacen cojear de vez en cuando. Y aquí vamos a analizarla.
Pd: ¡ya está disponible el Review de la 2da Temporada! ¡Haz clic aquí para chequearla!
-> [ *Reportajes del Mundo del Anime #13: Tokyo Ghoul √A (2ra Temporada) ]

“Comiendo humanos”: La Trama
Antes de iniciar, quisiera aclarar otro aspecto importante: acá solo vamos a hablar del anime. NO DEL MANGA. Sé que son diferentes y dicha brecha se abre aún más en la segunda temporada, pero eso es otro lío en el cual no voy a meterme (al menos, no por ahora). De hecho, creo que eso viene a bien ¿no? Hay obras animadas que tienen finales o giros distintos a las de su fuente original, y a veces les va bien. No podemos generalizar que todo lo que se adapta fielmente a su libro, manga, cómic, al volverse una película, serie o anime sea 100% bueno (y rentable). Tener esto es cuenta siempre. O sino, resígnate a llorar en tu cama por no tener todo lo que deseas de buenas a primeras. ( :v )
Vamos al grano. En un mundo alterno al nuestro, existe una fuerte contienda entre humanos y sus “cazadores”, los Ghouls. Esta especie se alimenta de carne humana únicamente, y es casi improbable que puedan acostumbrarse a consumir de otro tipo de fuente. Su metabolismo no se los permite. Además de ello, poseen habilidades físicas extraordinarias, sobre todo, porque cada uno utiliza un poder distinto llamado “kagune”.

"Este fue parte del prólogo presentado para la adaptación del anime. Bueno fuera que,
quien aparece en escena, se hubiese dignado a mostrar más disposición a pelearse contra sus enemigos."
Vamos al grano. En un rincón de Tokyo, en una pequeña cafetería llamada “Anteiku”, en una agradable mesa de bonito color, está sentado nuestro protagonista, Kaneki Ken quien, como en todos los animes contemporáneos, solo dispone de UN amigo llamado Hideyoshi Nagachika (o simplemente Hide). Ya que Kaneki es fanático de la lectura y la buena interpretación de los Kanjis gracias a su señora madre, el muchacho es todo un sabiondo de la materia. Sin embargo, eso no le sirve para nada a la hora de entablar conversación con chicas atractivas… a excepción de Rize Kamishiro, una particular jovencita que muestra un inmediato (aunque sospechoso) interés en él.

"Rize, como la principal manipuladora de la mente de Kaneki, será quien origine y le ayude a
adaptarse a los bruscos cambios de personalidad que el poder Ghoul le ocasiona al muchacho."
Apretaré el botón de “avanzar” para saltearnos algunas cosas, y nos vamos al instante donde la belleza andante de Rize confiesa ser un Ghoul y que tiene deseos de comerse a Kaneki (y quizá no del modo en que éste en su triste fantasía imaginaba jo, jo, jo). Por cosas del destino, esto no se logra realizar debido a que ambos son víctimas de un terrible accidente en una construcción aledaña. Kaneki despierta, nos mira con mal ojo y es entonces cuando parte de su cuerpo ahora es también como el de un Ghoul debido a un trasplante de órganos del cuerpo de Rize. A partir de ese momento, grandes aventuras y peligros estarán al acecho de nuestro héroe, quien con sapiencia y esmero logrará superar su maldición.
…bueno, en realidad no. Kaneki ingresará al aterrador mundo Ghoul, siendo guiado por otros de su misma especie, quienes le enseñarán a controlar su hambre y ocultar sus poderes del resto de la sociedad humana a la cual perteneció una vez. A este punto ¿te convence la trama?

“Maldita doble personalidad”: Los dos rostros de Kaneki
Debido a que Kaneki tiene una parte Ghoul y otra humana, constantemente se ve lidiando con su contraparte salvaje, aquella que explota sin límites a la hora de ser sometido a situaciones de fuerte tensión o violencia. Eso es bueno porque nos mantiene al margen de la historia, atentos a cualquier indicio del despertar del malévolo poder de Kaneki. Y sin embargo, en el otro lado de la balanza, esto es malo. ¿Por qué? Porque la “parte humana” de Kaneki es MUY parecida a esos personajes de anime que todos amamos en el fondo de nuestro corazón. ¡Así es! ¡Porque todos deseamos un mundo donde los Shinji Ikari (Evangelion) y Yukiiteru Amano (Mirai Nikki) puedan coexistir con nosotros! ¡¿No?! ¡Vamos, no lo niegues! ¡Yo sé que AMAS a este tipo de personajes donde la timidez, cobardía y moralidad te frenan cada maldita secuencia de acción posible! (o al menos, nos ayudan a estirar la trama hasta que se vuelva bad-ass).

"En el anime, hay buenas secuencias de acción. El problema es lo inoportuno que algunos diálogos
se vuelven en este tipo de circunstancias. Y la mayoría de éstos, tienen a Kaneki como principal tópico."
Si tuviese que señalar un problema principal, éste sería lo mencionado anteriormente. Además de la censura estúpida que ahora se manejan los nipones al estrenar sus animes gore, Kaneki es por momento, un completo inútil. Sí, es un muchacho que de la noche a la mañana se volvió un monstruo come carne, pero ello no quiere decir que tenga que pasar todo un mega proceso para poder volverse el personaje que todos necesitan ver en la pantalla chica… esto es, su versión con pelo blanco que nos hace recordar al vocalista de The Ramus en su periodo Black Roses.

"Personajes del anime, cada uno portando una máscara u arma que lo simbolice a la hora del combate.
La popular máscara negra de Kaneki se la da Uta (último a la izquierda), quien las diseña."
Lo conveniente de esto (y eso hay que decirlo), es que debido a este humanismo fastidioso, ello le permite amistar a todo el mundo, creando así su propio grupito de amiguitos “vegetarianos” Ghouls en el café “Anteiku” (uno que todos los Otakus ahora querrán tener en el centro de Akihabara de ser posible). Pero, no hay mal que por bien no venga, esto resulta ser muy útil a la hora de presentar crítica hacia cualquiera de los dos bandos que están en constante enfrentamiento. En resumen, sí, por momentos Kaneki será un palurdo moral, pero agradecemos que sea así para presentar, más adelante, un tremendo contraste de personalidad bien ganada. ¡Gracias Kaneki!
Y dicho sea de paso, ¿qué hay de los otros personajes?

“¡Son todos unos locos caníbales!”: El resto del elenco de Tokyo Ghoul
Ok. Esto va a ser un poco difícil porque hay muchos personajes en esta serie. Pero lo más interesante de esto es que se da “algo” de tiempo para que podamos conocer mejor a cada uno de éstos, con una historia que respalde su agresividad o dualidad más o menos trabajada (¡y no tan sinvergüenzamente como en Mirai Nikki, donde la única excusa para ser un demente ojos viscos y risueño, es que te hubiesen violado o torturado de niño!).
Vamos al grano. Creo que podemos empezar en el café de Anteiku, donde Touka Kirishima es una de las Ghoul que convive con Kaneki (al inicio, muy a su pesar). Esta chica es aguerrida, fría y posee una habilidad de combate progresiva. Pero dentro de su kokoro, es amable y siente algo por Kaneki (¡buena campeón!). Tiene un hermano llamado Ayato quien lidera una banda de Ghouls salvaje, con quien no se lleva tan bien que digamos.

"Touka Kirishima creció junto a su hermano Ayato, quienes tuvieron que adaptarse a los bruscos cambios que
acontecieron en su familia. Parte de ello explica el por qué, Touka es tan fría en personalidad."
Nishiki Nishio es presentado como esos Ghoul que le hacen bullying a otros de menor clase, lo cual lo lleva a tener un enfrentamiento inicial con Kaneki. Luego de que éste último lo hiciese polvo, se le bajan los egos y, tras una larga historia, termina trabajando en Anteiku.
¿Qué nos está faltando aquí? ¡Ah, cierto! ¡Necesitamos una loli! Le cedemos el paso a Hinami Fueguchi, quien logra pertenecer al grupo de Kaneki, tras una larga y trágica serie de eventos que la dejan huérfana y al cuidado de los muchachos de la cafetería. Algo que me gusta de este personaje, es que se desprende un poco del personaje loli clicheísta (ese que les gustan a los pedófilos), para poder representar a una NIÑA con actitud común, reacciones normales y un muy adecuado uso de la frase “onii-chan” para Kaneki, quien auténticamente se preocupa por Hinami y ejerce su rol como hermano mayor, junto con Touka.

"Hinami Fueguchi, con su madre. Ambas hallan refugio en Anteiku durante el periodo de ataque a
la familia. Tras una serie de eventos crueles y combates, Hinami quedará, finalmente, sola."
Y como no puede faltar el “sensei” en todo esto, el puesto lo ocupa el señor Yoshimura, un muy experimentado Ghoul que ha logrado ayudar a varios otros de su clase a controlar su hambre a través de cubitos de café (?) y autocontrol. Su pasado es un misterio, pero posee un gran bagaje de información sobre muchos clanes Ghoul.
Y con esto basta. Sí, ya sé que me estoy dejando fuera de la lista a varios otros que también son muy característicos como Tsukiyama Shuu, el del pelo morado que se morbosea cada vez que le mencionan a Kaneki; el viejo investigador Kureo Mado, que todo el mundo pensó que era demasiado cool como para morir en la primera tempo; su aprendiz Koutaro Amon, que se vuelve bad-ass y perfecciona su habilidad para asesinar Ghouls… en fin. Lo que quiero decir, es que cada personaje logró resaltar de lo convencional y dejarnos una memoria. Esto es más que importante para poder diferenciar cada uno, en una historia donde aparecen personajes por tropel. Tampoco estoy considerando a los de la 2da temporada que, hasta donde pude revisar, son resaltantes de la misma forma. Así que sí, pienso que están bien.
"De derecha a izquierda aparecen los personajes Ghoul que más veremos a lo largo de la 1ra Temporada:
Tsuiyama Shuu, Hinami Fuegichi, Kaneki Ken, Touka Kirishima y Nishiki Nishio."
“Sigues sin decirme nada”: Conclusiones Finales
El anime, como dije antes, resalta del resto de las otras producciones porque apuesta por el gore, la acción, el drama y la nulidad del fanservice que casi nos inunda en estas épocas. Esto no lo hace EL ANIME del año, pero pienso que es una producción que se tomó su tiempo para poder generar un trabajo distinto, con actitud y que pudiese dejar satisfecha a la audiencia.
Sí, ya sé que la mayoría le cierra las puertas porque el protagonista nos hace renegar de más por su incompetencia o extrema benevolencia en situaciones de acción, pero esto se deja de lado casi para el final. Y ya que es necesario para el contraste con la segunda tempo, se puede decir que es válido. Aun así, recomiendo un poco de paciencia para ver la evolución de Kaneki.

"Veíamos venir el cambio en la apariencia y personalidad de Kaneki, pero esto no se da sino hasta el final
de la primera temporada, donde podemos ser testigos de cómo llegó a trastornarse tanto su persona."

Y a los que aún se retractan de verlo, recuerden que ya es un poco tarde para corregir la ruta en la que metimos a estos estudios de animación japoneses. Es decir, todos consumen ERO, ¿por qué entonces, yo como una empresa que busco rentabilidad en mi negocio, no debería producir animes con MÁS ERO si esto me va a dar dinero? ¿Por un tema de ética, valores y desarrollo de animes con trama inteligente para demostrar que me funciona el cerebro? Pues, si te es difícil responder estas preguntas… ya sabes la respuesta. Mira Tokyo Ghoul, disfrútalo pero tampoco le rindas un homenaje a lo tipo Ghost In The Shell, Akira o Perfect Blue. Eso ya pertenece a una “especie particular” que se extinguió en el tiempo…por culpa de nosotros.
------------------------------------------------------------------------------
Crítica por: Juan Carlos [The Agent]
Imágenes sugeridas por: Kuroneko
Código: 331TAKE42KI

No hay comentarios:

Publicar un comentario