lunes, 14 de septiembre de 2015

*Reportajes del Mundo del Anime #14: Gedo Senki, Cuentos de Terramar (GHIBLI Cycle Nº1)


Es para mí todo un honor poder dar la apertura correspondiente al Ciclo Ghibli, dedicado a todas esas maravillosas historias que el estudio de animación japonés más reconocido a nivel mundial nos ha dejado a lo largo del tiempo. Su fabulosa estela de personajes, tramas interesantes, material reflexivo y bellos mensajes humanísticos, han servido de inspiración para muchos directores de cine alrededor del globo. Esto nos hace recordar a los trabajos Disney de antaño, en una época donde éramos más susceptibles a las historias y nos creíamos todo lo que pasaba frente a nuestros ojos... pero el tiempo pasa y uno debe crecer. Menos mal, estas obras cinematográficas animadas nos hacen volver a como éramos en el inicio de los días.
¿Con cuál de las múltiples entregas deberíamos empezar? Hice una encuesta sobre la favorita para los muchachos que siguen el fanpage de BHP, y se eligió Cuentos de Terramar por encima de las demás. ¿Por qué? Eso es lo que justamente vamos a tratar de averiguar en el artículo de hoy. 

"Disputa de Padre e Hijo: Los problemas detrás de Cuentos de Terramar"
El estudio Ghibli siempre se ha caracterizado por presentar en sus films obras de gran calidad visual y argumentos selectivos para una audiencia familiar (por lo general). El motor de esto, han sido los dos principales directores, el legendario Hayao Miyazaki y el emotivo Isao Takahata. Pero, siendo esto un aspecto importante en la producción de la película, ninguno de los dos intervinieron en su creación. La rienda la tomó el hijo de Miyazaki, Goro, quien deseó realizar su propio trabajo en el film, a pesar de que el primero no estaba de acuerdo. Es así como se creó un reto entre padre e hijo, lo cual fue uno de los grandes impulsos que la película tuvo para destilar toda la belleza que podemos apreciar en ella.
Por supuesto, la misma no gozó de una gran repercusión como las obras de Hayao, pero ello, para mi particular punto de vista, no es un factor a considerar en la calidad de una película.

"Nada mejor que un VS de padre e hijo para poder realizar una película (?)
A la izquierda se encuentra Goro Miyazaki con el promocional de Gedo Senki; y a la derecha, a Hayao."
Se sabe que posteriormente al estreno, Hayao le escribió una carta a su hijo, en la cual, se dejaba en claro que "la película había sido hecha con el corazón, y por consiguiente, era buena". ¿Qué querría decir esto en verdad? ¿Una disculpa? ¿Un elogio? ¿O una crítica camuflada con felicitación? Eso te lo dejo a tu imaginación. Ahora... ¡hablemos del film!

"Un Cuento de Caballeros y Dragones (de los que extrañaba): El Argumento de Gedo Senki"
El deleite de ver Cuentos de Terramar (Gedo Senki), se hizo presente sin mucha dificultad. Bastaba ver todo su esplendor a través de sus vivos colores, animación sobresaliente y una historia que hace recordar a los viejos relatos que se nos solía contar de niños. Así pues, nos centramos en el reino de Terramar, donde el balance entre la luz y la oscuridad se desequilibra con el pasar de los días.


Esto se evidencia cuando unos marineros atestiguan un cruento combate de dos dragones en el cielo, lo cual nunca se había dado antes. Por otro lado, el príncipe Arren, protagonista de esta historia, comete un terrible acto en contra de su propio padre, lo cual le obliga a huir del reino donde residía para buscar la paz en su alma, víctima de una extraña fuerza que le otorga poder, fuerza y un evidente grado de perversidad.



En su viaje, se topará con Gavilán, un poderoso mago que busca encontrar el origen del desequilibrio, y quien ayudará al muchacho en múltiples ocasiones. Sin embargo, la situación en el reino se volverá más peligrosa cuando se involucre una poderosa bruja llamada Cob, la cual desea obtener poder sobre la vida y la muerte, usando a Arren como herramienta para poder lograr su cometido.

"Lo Bello de lo Tradicional: El Mensaje de Cuentos de Terramar"
No es necesario decirlo, pero lo cierto es que muchas de las obras del estudio, tienen un gran mensaje de trasfondo encubierto entre sus múltiples escenas de acción, fantasía, drama y aventura. En el caso de Gedo Senki, tenemos el temor y rencor de Arren que no le permitía vivir su presente. Atormentado por todo esto, entró en un estadio de melancolía y abatimiento que muchas veces, le impidió tomar las acciones adecuadas. Pero es gracias a la determinación de Theru, una misteriosa chica que termina por darnos una GRAN sorpresa al final de la película, que Arren logra aceptar su presente y afrontar a sus propios miedos.


Gavilán, el mago que busca el equilibrio, se asemeja mucho a Gandalf del El Señor de los Anillos. Por consiguiente, no es necesario precisar sus virtudes, pero si algo hay que destacar de este personaje, es su humildad para con su propio poder. No repara en muchos detalles, pero siente que, mientras menos utilice la magia, mejor estará el mundo. Todo lo contrario piensa Cob, la bruja obsesionada con tener poder sobre la vida eterna, lo cual era un camuflaje para su propio temor: el miedo a morir. Y es este preciso temor lo que la hace cometer estragos y buscar formas inadecuadas de extender su periodo de vida.


Tomando todo esto como base, dime ¿conoces a alguien que sea de esa forma? Es probable que, en algún momento de nuestras vidas, hayamos sido como Arren, presa de sus impulsos y temores. O quizá como Cob, temerosos de la muerte y tratando de disfrutar de la vida de forma inadecuada, por la mera excusa de que "la vida misma no tiene valor, y hay que saber darle forma". La bruja al final no obtuvo nada de sus esfuerzos, terminó volviéndose un ser sin forma, con vida longeva, sí, pero llena de oscuridad y odio hacia los que destilaban alguna luz. Podemos observar lo patético de su estado, a pesar de los intentos de Gavilán y Arren por hacerla cambiar de parecer. Eso quizá te sea familiar.


En general, de esta película podemos obtener muchos mensajes y enseñanzas. Y creo que eso es lo que realmente importa. Hoy en día, mucho se producen series, películas, cortometrajes, que no guardan ni una sola enseñanza (inclusive la más sencilla), y cumplen el fin de entretener. ¿Eso es malo? No, pero en exceso se llega a perder el sentido original de un film: transmitir algo.
Y en el caso de Ghibli, sobre todo con sus personajes femeninos, siempre han tenido algo que decir al respecto. Goro Miyazaki, a pesar de no haber gozado de la fama de su padre, supo estar a la altura, y nos dio una hermosa adaptación de un libro de fantasía que, para nuestros tiempos, puede ser un tema un poco obsoleto. Pero, siendo sincero, quizá todos necesitamos regresar a lo tradicional para recordar nuestro rumbo. Al fin y al cabo, la vida es un viaje también ¿no lo crees?
....................................................................................................
Crítica por: Juan Carlos Flores [The Agent]
Imágenes por: Kuroneko
Código: 663FE336SEKI5

No hay comentarios:

Publicar un comentario